Miércoles, 19 Julio 2017 21:03

Precios del arroz por debajo a los de 2004: Fedearroz

Por

Hay expectativa por lo que pueda pasar en el Consejo Nacional del Arroz que definirá precios al productor, hoy preocupado por el menor ingreso y la caída en la rentabilidad.

Los arroceros colombianos agremiados en Fedearroz expresaron su total preocupación por la posición adoptada por la industria en el sentido de no remunerar el cereal a precios justos toda vez que no ha habido concertación entre gobierno, arroceros e industria molinera para acordar un valor consecuente con la producción.

El presidente de la Federación Nacional de Arroceros, Fedearroz, Rafael Hernández, le dijo a Diariolaeconomia.com que hay expectativa con el próximo Consejo Superior del Arroz en donde se aspira a llegar a un acuerdo que deje conformes a la industria, al gobierno y a los productores porque de lo contrario los arroceros del campo no la van a pasar bien por las bajas cotizaciones toda vez que los precios del arroz hoy, son inferiores a los que recibió el arrocero en el año 2004.

Indicó que con esto viene una especie de ruina para los productores del alimento lo cual deja pensando a muchos arroceros sobre cual es en definitiva la intención de la industria que no ajusta los precios a un valor real por lo que Fedearroz espera que los molinos se acojan al incentivo al almacenamiento para poder sacar del mercado por lo menos 400.000 o 500.000 toneladas de arroz en esta cosecha.

Hace un año, explicó Hernández, en el Tolima la carga era pagada a 142.000 y 143.000 pesos, pero hoy la carga se paga a 122.000 y 123.000 pesos, lo grave es que en el año 2004 el arroz se pagó a 125.000 pesos.

“Producir a pérdida no es justo porque en este momento no hay contrabando y la única importación que ha llegado es un contingente del TLC, pero no hay presencia de arroz del Ecuador ni del Perú, pero en estas condiciones, así haya una cosecha importante y si hay voluntad por parte del Ministerio de Agricultura de darle a los productores el incentivo al almacenamiento, no veo la razón para que la industria tenga esos precios”, declaró el señor Hernández.

Aclaró que un precio del arroz no puede llegarle barato al consumidor a costa de quebrar al productor, porque quien siembra y cosecha también es consumidor y debe tener un sustento digno para su familia. Añadió que los productores de arroz y de otros productos son gentes del campo que se dedican a producir alimentos para el país, asegurando la alimentación de los colombianos y destacó que el arroz es un producto básico en la canasta familiar de los nacionales colombianos.

“Tiene que haber beneficio para el productor y para el consumidor, pero aquí el beneficio le está llegando tarde al consumidor, tristemente con cargo a la quiebra de los productores. Tenemos que acordarnos lo que ocurrió en el año 2008 cuando el país compró arroz americano a 1.050 dólares la tonelada con lo que se demostró que ese cuento de que lo importado es más barato funciona a veces sí y a veces no y la mayoría de las veces el menor precio de las importaciones no se les traslada a los consumidores porque sencillamente se queda en la cadena de intermediación”, apuntó el dirigente gremial.

El agro necesita un diálogo franco

Hernández comentó que el país está en mora de tener un diálogo franco y de cara al país en donde se determinen los verdaderos derroteros de la agricultura y del sector pecuario porque a la fecha son más los quebrados que los realmente beneficiados por una política de estado para la ruralidad.

Expresó que desafortunadamente el crecimiento del área, si bien es cierto, benefició al consumidor, está terminando en perjuicio para los productores, situación que no debe permitir el gobierno.

Para Fedearroz, el agro es prospectivo con recursos, pero al paso en que va podría acabarse en tiempo récord y de seguir la situación sería el arroz particularmente uno de los cultivos que no tendría rentabilidad y que no animará a los agricultores a sembrarlo.

Aftosa afecta arroceros

Fedearroz, como propietaria de la firma Agroz manifestó su preocupación por los brotes de fiebre aftosa porque generalmente los arroceros tienen ganado como complemento a la actividad agrícola y por ello expresaron su preocupación por que esta problemática de la aftosa es considerada al interior del gremio como una simbiosis que tiene que haber entre los diferentes subsectores del sector agropecuario.

“El arrocero invierte muchas veces sus utilidades en ganado, y si esto se pone grave como está pasando, pues terrible porque mal el arroz y mal el ganado, esto sería sin duda un total fracaso”, concluyó el presidente de Fedearroz.

El gremio invitó a los productores de Colombia a valorar y utilizar las semillas colombianas que son de alta calidad, así como a manejar una ganadería nacional juiciosa que demostró por años que sí era posible sostener un estatus sanitario con disciplina y apego por la renta nacional.

Visto 1052 veces