Viernes, 15 Septiembre 2017 11:29

Palma de aceite, una apuesta por la sostenibilidad del agro colombiano

Fedepalma y Cenipalma, apoyados en la investigación en biología así como en el control y erradicación de plagas, hacen de la palmicultura una agroindustria cada vez más productiva y sostenible.

Por 

En cumplimiento de la versión once de Expo Agrofuturo, considerada una de las plataformas de negocios y conocimiento agropecuario más representativas de Latinoamérica, donde confluyen empresarios, académicos y expositores de Colombia y el mundo, la Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite, Fedepalma, como lo ha hecho desde hace varios años, hace presencia y muestra avances técnicos, sanitarios y científicos.

“El enfoque central de este encuentro será la sostenibilidad y su gran importancia para las empresas agropecuarias, porque del aprovechamiento óptimo de los recursos naturales depende el futuro del mundo y como lo hemos venido diciendo desde hace años, en todos los escenarios y a nuestros afiliados, la clave no es sembrar más sino producir con más eficiencia y productividad”, subrayó Jens Mesa Dishington, Presidente Ejecutivo de Fedepalma.

Desde Fedepalma y Cenipalma, apoyados en la investigación en biología y mejoramiento en el control de plagas y enfermedades, en los programas de Extensión y en los servicios técnicos especializados, se viene trabajando para hacer de la palmicultura una agroindustria cada vez más productiva y sostenible.

Mesa Dishington dijo también que el sector palmero ha enfrentado diversos desafíos con creatividad, consciente que el desarrollo de nuevas iniciativas e innovaciones conducen a positivos resultados y han llevado a que la palmicultura nacional hoy se constituya en motor del campo colombiano.

De ahí, han nacido nuevos productos y usos, entre los que se destacan el biodiésel de aceite de palma, el uso de biomasa para la generación de energía sustentable o el uso del aceite de palma como aditivo del asfalto, solo por mencionar algunos ejemplos.

En el caso del biodiésel, desde 2004 cuando se concibió el Programa Nacional de Biocombustibles, el biodiésel de palma ha logrado alcanzar una mezcla de 9,6 %, promedio nacional. Gracias a éste programa, la palmicultura ha contribuido de manera importante en la reducción de los gases efecto invernadero, a mejorar la calidad del aire en las ciudades y al desarrollo económico y social de las regiones rurales en las que ha crecido el cultivo.

En generación de energía a través de biomasa, el sector no sólo ha avanzado en su capacidad de autogenerar la energía que requiere para su operación, sino que ya son varias las empresas que contribuyen a la red energética nacional, especialmente en zonas apartadas, donde más se requiere.

Gracias a este avance y presentando adicionalmente los beneficios del aceite de palma como complemento para otros productos, en el marco de Agrofuturo, Jaime Valencia Concha, Líder de Valor Agregado de Fedepalma, lideró la conferencia: “Energía y bioasfalto, una ruta para ayudar al medio ambiente”.

Así como lo hacen los productores de distintas cadenas, Fedepalma busca en este escenario, al que confirmaron asistencia 420 empresas de más de 30 países, que los principales agentes de su cadena productiva interactúen, conozcan las más recientes tendencias en agricultura y abran posibilidades de inversión en proyectos.