Miércoles, 27 Junio 2018 20:26

Agroindustria de la palma dice que es compatible con el ecosistema

La agroindustria palmera nacional le dice sí a la preservación ambiental e insta a sus afiliados a cuidar y respetar agua, fauna y flora.

Por 

La Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite, Fedepalma, aseveró que el reto de la agroindustria de la palma de aceite es desarrollarse en armonía con la riqueza natural que tiene un país privilegiado como Colombia, con una megadiversidad de especies y ecosistemas, y con gran potencial para seguir creciendo en su producción de aceite de palma sin comprometer la biodiversidad.

El Presidente Ejecutivo de Fedepalma, Jens Mesa Dishington, precisó que el gremio palmero justamente participó en la sexta edición de la Feria Internacional de Medio Ambiente, FIMA llevada a cabo en Corferias, máximo recinto ferial de Bogotá, para mostrar las bondades de la palma y el compromiso de esa agroindustria con los ecosistemas..

Bajo el lema ‘La paz está en nuestra naturaleza’, con el fin de potenciar la importancia de los activos naturales en la construcción de un nuevo país, se adelantó esta feria que reunió más de 100 expositores que exhibieron maquinarias, herramientas y tecnología de punta para empresarios, emprendedores e industrias que buscan implementar procesos más limpios de producción.

FIMA es en Suramérica la principal plataforma para la promoción de bienes y servicios; y la divulgación de Programas y Proyectos que fomentan el cuidado, la conservación y Recuperación de los Recursos Naturales y el Medio Ambiente. Por ello, participar en este espacio reviste gran importancia para Fedepalma, con el fin de mostrar las potencialidades ambientales de la agroindustria de la palma de aceite en Colombia y los aspectos clave del modelo de sostenibilidad que promueve la Federación entre las empresas palmeras y palmicultores en general.

En su dimensión ambiental, dicho modelo de sostenibilidad incentiva que las empresas palmeras adopten un enfoque estratégico de gestión ambiental que genere valor agregado al negocio y diferenciación en los mercados nacionales e internacionales.

Por lo anterior, las empresas líderes del sector palmero van más allá del cumplimiento legal ambiental y han optimizado sus procesos, usando más eficientemente los recursos naturales como agua, suelo y energía para prevenir la contaminación, generando así energía limpia a partir de la biomasa. Igualmente este sector ha adoptado estándares internacionales de sostenibilidad como el de la Mesa Redonda de Aceite de Palma Sostenible (RSPO por su sigla en inglés).

Para Fedepalma, uno de los elementos claves sobre los cuales se construye la competitividad sectorial es la sostenibilidad; concepto totalmente complementario a ser tenido en cuenta en los procesos de operación de cualquier industria desde su planificación hasta su desarrollo.

Al respecto, el Presidente Ejecutivo de Fedepalma Jens Mesa Dishington, manifestó que el reto de la agroindustria de la palma de aceite es desarrollarse en armonía con la riqueza natural que tiene el país. Colombia, dijo, es una región privilegiada, con una mega diversidad de especies y ecosistemas que tiene un gran potencial para seguir creciendo en su producción de aceite de palma sin comprometer esta biodiversidad.

Refiriéndose al Proyecto Paisaje Palmero Biodiverso señaló que Fedepalma busca que los cultivos de palma de aceite no riñan con el cuidado y preservación del medio ambiente. Añadió que el proyecto ha generado unas herramientas muy valiosas, que demuestran que ser sostenibles encaja perfectamente con ser más productivos.

En su opinión, los resultados son maravillosos, aunque explicó que en estos aspectos, gran parte de los cambios se verán reflejados en el mediano y largo plazo por lo que la tarea de concientización y pedagogía realizada hasta ahora, ha generado desde ya valiosos cambios en la forma de concebir y manejar los cultivos de palma de aceite en relación con su entorno.

Gracias a la iniciativa del Proyecto Paisaje Palmero Biodiverso, los palmeros mejoraron su entendimiento de la importancia de implementar un modelo productivo que propenda por la conservación y restauración de los elementos de la naturaleza.

“El proyecto ha logrado que varios conglomerados o núcleos palmeros implementen acciones concretas que empiezan a mostrar una contribución positiva del sector palmero a la conservación del medio ambiente y una mejora en la productividad misma de los cultivos”, estableció el dirigente gremial.