Miércoles, 26 Septiembre 2018 20:59

Minagricultura dice que Colombia no será tierra fértil para las importaciones

Por

El gobierno no admitirá más acuerdos comerciales y le apuesta al máximo aprovechamiento de los TLC firmados, pero sobre tareas sanitarias bien elaboradas. El Ministro aseguró que no se admitirán productos de mala calidad.

El gobierno colombiano reconoció en Cartagena que lamentablemente hay una subutilización del suelo en el país y anotó que buena parte de las tierras aptas para la siembra se han utilizado de manera ineficiente con la ganadería extensiva y aclaró que hay cultivos transitorios que han venido desarrollándose un poco más y unos permanentes que son buena parte de la base exportadora colombiana, puntualmente la caña de azúcar y el café que hoy son componentes importantes de la balanza exportadora del país.

El ministro de Agricultura, Andrés Valencia Pinzón, reconoció que evidentemente hay preocupación por la importación de productos agropecuarios porque esto es clara muestra que Colombia se ha vuelto tierra fértil para las importaciones de alimentos y expuso que hay inquietud en varios sectores productivos por los impactos que tienen los tratados de libre comercio, muchos firmados de vieja data como el de la Comunidad Andina que es uno de los convenios que a la fecha es el que más distorsiones genera en productos como la palma de aceite lo cual generó alarma en el sector palmero por las importaciones de aceite de palma procedentes de Ecuador, de igual manera, dijo, hay preocupación en los productores de arroz por las importaciones del cereal también del país vecino y no menos hay alertas de mercado en el sector de la caña.

“Evidentemente hay una preocupación mucho más profunda en los gremios agropecuarios frente al acuerdo de la CAN y por tal razón desde el Ministerio de Agricultura se considera que este acuerdo demanda disciplinas adicionales en materia de administración de comercio que hoy no existe y que les permitiría a los países miembros de la CAN tener medidas para administrar el comercio llegado el caso, opción que no existe y que lleva a echar mano de unas medidas de protección que resultan adversas porque llevan a incumplir acuerdos que están avalados por la CAN y que redunda posiblemente en retaliaciones como las que se experimentan hoy con Perú en el caso de las exportaciones de azúcar”, aseveró el señor Valencia Pinzón.

Consideró perentorio sentarse con los demás países componentes de la CAN para mirar detalladamente las reglas de acceso a mercados lo cual hace necesario hablar con el ministro de Comercio, Industria y Turismo para definir cómo se puede llevar un diálogo en esa dirección. Dejó claro que Colombia igualmente debe aprovechar y hacer uso de los mecanismos de defensa comercial que están plasmados en los acuerdos, no solo en el pacto con la CAN sino con otros acuerdos con los TLC a los que se les puede aplicar salvaguardias.

En los próximos días el gobierno expedirá una medida antidumping para las importaciones de papa procedentes de Europa, lo cual sería una medida sin precedentes en la historia agropecuaria de Colombia en el sentido de aplicar una medida de protección para un producto del agro, lo cual usualmente no ocurre porque tan solo cubre productos industriales ya que demostrar competencia desleal en productos del sector real no es una tarea fácil lo cual es un importante avance.

El Ministro recalcó que los productos o alimentos que vienen del extranjero no pueden seguir reemplazando la producción nacional porque ello conlleva a una serie de inconvenientes económicos y sociales toda vez que el importado llega para arrasar cosechas nacionales y desde luego para destruir empleos en el campo.

Dentro de los productos importados está el aceite crudo de palma que viene del vecindario, que generan alarma porque llegan sin mayores controles sanitarios o de calidad, lo cual invita a ponerle freno al asunto porque Colombia tiene muy buen trato para los importadores en tanto que las exportaciones colombianas deben padecer las enormes exigencias tal y como pasa en la Comunidad Andina de Naciones.

“Nosotros tenemos lista una carta dirigida al ministro de Agricultura de Ecuador porque nos preocupa una práctica que ellos están haciendo allá con el arroz porque compran el cereal a un precio de sustentación, suben el precio interno del arroz y después lo exportan a precio subsidiado a Colombia, resolviendo su problema excedentario y creo que Colombia no puede ser una tierra fértil para que todo el mundo envíe exportaciones sin ningún tipo de control, ni de práctica justa o de control al comercio internacional. Tenemos que ser mucho más estrictos en materia de inocuidad, de sanidad, así como en salud pública con las importaciones que están llegando porque no tenemos controles por parte del Instituto de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima, frente a las importaciones de azúcar”, anotó.

Sobre azúcar mencionó el señor Ministro, hay preocupación en los productores por el etanol que es importado de Estados Unidos y que no cumple con los estándares de calidad y cumplimiento de normas técnicas lo exige que algunas instituciones cumplan con su labor pues el control no se puede quedar en los procedimientos en planta de la industria nacional sino de todo lo que llega importado. Para el Jefe de la cartera no puede haber tratos preferenciales para las importaciones y dejar de lado o mirar con desdén la importación nacional pues el comercio y su balanza exige tratos equitativos, temas que serán igualmente abordados con el ministro de Salud.

Otro anuncio de Valencia Pinzón tiene que ver con el caso del lactosuero que es importado de manera importante desde la Unión Europea para convertirlo en una bebida láctea que cuesta una tercera parte de un litro de leche ordeñada o pasterizada en un supermercado.

Ese producto genera dudas, explicó el Ministro, porque no le informa en su etiqueta al consumidor exactamente qué es lo que está tomando y la situación obliga a realizar controles e intervenciones para hacer mucho más leal la competencia que llega a Colombia sin que ello diga que el país cerrará su economía, tan solo, indicó el Ministro, va a nivelarse el terreno para los productores nacionales agropecuarios.

El lactosuero es motivo de preocupación y eso explica las circulares y notificaciones a quienes hacen el proceso de transformación ya que no hace posible el comercio de la leche colombiana que compite con unos productos de muy bajo precio y que no precisa sobre sus cualidades y calidades. En opinión del Ministro no debe permitirse que los importadores abusen o se aprovechen de un mercado y con el cual celebró acuerdos.

Leche de Nueva Zelanda está en el limbo

Frente al aplazamiento del encuentro con las autoridades económicas de Nueva Zelanda, país que está interesado en rubricar un acuerdo comercial con Colombia, el funcionario precisó que, pese a los avances, lo cierto es que la política del gobierno en materia de tratados de libre comercio y lo que tiene que respecta a nuevas negociaciones, es un punto claro de la presente administración porque en definitiva no se van a negociar más TLC porque tan solo se pretende sacarles provecho a los actualmente firmados y en pleno vigor.

Apuntó que en lo que tiene que ver con el acceso a los productos agropecuarios puede haber tranquilidad porque no se buscan nuevas alianzas y sí por el contrario el ejecutivo quiere apostarle a toda una estrategia sanitaria para romper la barrera que en ese sentido se presenta y que es la que definitivamente dificulta el acceso de los productos colombianos agropecuarios a los mercados internacionales.

Sobre el acuerdo con Nueva Zelanda, el Ministro manifestó que el gobierno decidió suspender la participación en la ronda de negociaciones prevista con el fin de reestablecer un diálogo que estuvo roto con los gremios en el gobierno anterior en materia de interacción con los diferentes sectores que se pudieran ver afectados por dichas negociaciones.

“El ministro de Comercio y el ministerio de Agricultura han estado cambiando posiciones y opiniones sobre las sensibilidades que se pudieran derivar de un eventual cierre de la negociación en mención, y por eso se dio la suspensión de los negociadores colombianos en esa ronda. Lo que debe venir después es una sesión del Consejo Superior de Comercio Exterior que debe estar convocado para los primeros días del mes de octubre en donde se fijará una posición definitiva al respecto”, dijo el titular de la cartera agropecuaria.

El Ministro llegó a Cartagena a la XIX Conferencia Internacional de Palma con muchos anuncios, uno de ellos que los 100 mil millones de pesos que apalancarán la crisis cafetera suscitada por bajos precios en bolsa llegarán a más tardar la próxima semana, después de un Comité Nacional de Cafeteros.

Dijo que la ayuda vendrá a través de un subsidio o un monto en pesos de ayuda por carga y el tema será definido en los próximos días para llevarles un alivio a los caficultores que tengan su cédula cafetera.

Aseveró que ningún cultivo está por fuera de la sustitución de cultivos y explicó que los productos que clasifiquen en dicha iniciativa deben ser totalmente rentables y por ello no descartó la opción de la palma de aceite, del cacao, la pimienta y de productos amazónicos de buena perspectiva comercial e impulsadora de inclusión y tejido social.

Finalmente, Valencia Pinzón habló sobre el derrotero que tendrá el Fondo Nacional del Ganado que, a juzgar por lo dicho, podría volver a las manos de los ganaderos agrupados en la Federación Nacional de Ganaderos, Fedegán, porque ya se están haciendo las revisiones debidas sobre la base que los cambios hechos en la pasada administración pasaron por debajo de la cerca el debido proceso, el que se hará en adelante para proceder a tomar medidas que llegarán paso a paso, pero que apuntan a una devolución de dicha administración, empero habrá que aguardar la esperada decisión que en vilo ha tenido la tribuna ganadera.

Visto 303 veces