Martes, 05 Marzo 2019 21:26

Cerealistas demandan recursos como arroz, pero no ven plata para el agro

Por

No se sabe de dónde van a salir los recursos para financiar el Plan Nacional de Desarrollo. Según el gremio debe funcionar un fondo de estabilización de precios para el sector agrícola.

Tras conocer la caída abrupta del Producto Interno Bruto (PIB) del sector agropecuario durante el año 2018, que se situó en dos por ciento, luego de haber logrado 5,5% en el 2017, Henry Vanegas, gerente de la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas (Fenalce) indicó que el sector sigue de capa caída y que su posible ‘tabla de salvación’, el Plan Nacional de Desarrollo no plantea la recuperación en ninguna parte de su articulado.

“Tampoco menciona cómo va a mejorarse la producción agroalimentaria en este cuatrienio, ni a qué cultivos es que Colombia le va a apostar para convertirse en despensa agroalimentaria, y lo que se sigue acentuando es la inequidad urbano-rural”, dijo el dirigente gremial.

De igual manera reclamó que dicho Plan habla de cifras exorbitantes para su financiamiento, pero sin dejar claro de dónde se lograrán los recursos, más cuando se ha mermado el presupuesto para el sector agrario.

Vale la pena recordar que para este año se espera ejecutar recursos por 2,41 billones de pesos, 90.000 millones de pesos más que lo asignado en 2108, cuando totalizó los 3,32 billones de pesos. En el Plan Plurianual de Inversiones se indica que el sector agricultura y desarrollo rural cuenta con recursos por 21 billones de pesos, de los cuales 11,8 billones son recursos públicos y 9,2 corresponden a recursos privados.

El dirigente gremial se refirió también a las posibles inequidades que se presentan en el Plan, entre los sectores minero-energético con el agrario y entre los mismos sectores relacionados con la agricultura y la alimentación. Henry Vanegas llamó la atención por el articulado del Plan, en el que solo los artículos 107 y 142 (Seguro Agropecuario y Cédula Rural) tienen que ver con el sector, mientras que el parágrafo del artículo 39 exceptúa del saneamiento de títulos a los bienes baldíos rurales lo que se traduciría en que se mantendrán alta la cifra de propietarios que no han podido legalizar sus títulos por los costos que les representa el registro.

Otro de los temas cuestionados tiene que ver con la estrategia planteada en el artículo 30 para el ‘Fondo de estabilidad de precios de los combustibles’, que debería ser extensiva para que el Ministerio de Agricultura estabilice precios de los alimentos de los productos de origen agropecuario o, al menos, de los commodities.

Lo anterior, con el fin de tomar coberturas financieras, de precio internacional y cambiarias sobre el precio de los granos básicos de la seguridad alimentaria (con cargo al Fondo de Comercialización). El Gerente de Fenalce explicó que así lo hace en México, que toma coberturas para 10 millones de toneladas de maíz, y los productores se inscriben a esa cobertura con el fin de proteger sus ingresos.

En cuanto al artículo seis, de acceso a los recursos genéticos, debería incluirse el acceso a los recursos fitogenéticos para la agricultura y la alimentación, por lo que se hace necesario que Colombia ratifique el ‘Tratado internacional sobre los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura’ o ‘Tratado Internacional de Semillas’ y articularlo con el llamado Protocolo de Nagoya (Convención de Diversidad Biológica) en lo referente a la biopiratería.

“No nos explicamos cómo es que pretenden que el sector agro crezca del 2 al 4 por ciento, ni cómo sacar de la pobreza rural a 800.000 personas”, expresó el señor Vanegas.

Fenalce reclamó, puntualmente sobre otros aspectos relacionados con el Plan Nacional de Desarrollo y su articulado que entrará a discusiones en el poder Legislativo. Recalcó que el sector agroalimentario reclama un control técnico y sanitario más riguroso a las materias primas agroalimentarias que se importan al país, para ir acordes con la anunciada política de ‘Diplomacia Sanitaria’ e implementar el sistema de trazabilidad vegetal con énfasis en esos productos agroalimentarios responsables de la producción de comida que compiten con las importaciones.

Consideró perentorio diseñar un Plan de Infraestructura Productiva para la poscosecha de productos agroalimentarios, que permita romper la estacionalidad de las cosechas y crecer en la producción de Alimentos. Consideró que se requieren nuevas plantas de secamiento y almacenamiento de granos para la transformación y agregación de valor.

“Es necesario tener un plan de chatarrización y modernización de la mecanización agraria, para aumentar de una manera sostenida las áreas, la producción y la productividad. No menos importante es fortalecer con recursos los instrumentos de manejo del riesgo. No solo seguros paramétricos, sino seguir incentivando la cultura del seguro agrícola de cosechas”, concluyó el Presidente de Fenalce.

Visto 290 veces