Según los agricultores, el proceso de paz per se es algo favorable, pero requiere de tierra, semillas y de una economía solidaria que entusiasme a muchos a retomar las labores agrícolas y pecuarias. Dicen que Colombia Siembra fracasó.