Los productores tienen las alertas encendidas ante lo que puede ser una debacle.

Publicado en Notas de la finca