El gremio calificó, al cumplir 6 meses de la nueva prórroga, como una “vergüenza” el aplazamiento para cumplir con el decreto 1500 del 2007.