Colombia es tomador de precios y cualquier movimiento en Londres o Nueva York afecta el valor interno.

La gestión, los resultados, la mayor productividad y el incremento de las exportaciones avalaron la continuidad del ejecutivo.