El gobierno japonés realizó una donación de 893 mil dólares destinados a la instalación de los equipos de trilla, en el departamento del Meta.