Los productores de palma han logrado recuperar el terreno perdido por la pudrición del cogollo y aseguran que si bien han hecho una tarea juiciosa, no bajan la guardia.

Los productores saben que con un adecuado manejo es posible reducir los riesgos sanitarios de la palma de aceite que tiende a ser proclive a la pudrición del cogollo (PC).

Sector primario y agroindustria analizarán la realidad del campo colombiano sobre la base de las cifras con lo cual se potenciarán sectores o saldrán del limbo algunos.

Según Fedepalma y Asograsas los hogares pagarán 19 % de IVA en su alimentación saludable. Solicitaron al Gobierno Nacional la inclusión de los aceites refinados, margarinas y grasas sólidas dentro de los bienes gravados con la tarifa de cinco por ciento.

De aprobarse este proyecto de ley, el sector agropecuario tendría un presupuesto de $1,6 billones en 2017, lo que equivale a una caída de $842 mil millones, es decir 33,6 %, frente a los $2,5 billones asignados en 2016.

La decisión de congelar los precios del biodiesel, afectará la producción Nacional desestabilizando la comercialización.

El uso correcto del recurso hídrico, es un tema que de gran importancia para las siembras del país porque un buen manejo del agua incide directamente en una mayor productividad de la agroindustria colombiana.

De aprobarse este proyecto de ley, el sector agropecuario tendría un presupuesto de $1,6 billones en 2017, lo que equivale a una caída de $842 mil millones, es decir 33,6 %, frente a los $2,5 billones asignados en 2016.

Con el convenio de apoyo a la asistencia técnica por $7.000 millones, habrá mayor impulso en el sector palmicultor.

Los productores expresaron su inconformidad con las medidas adoptadas por el Gobierno para los aceites y grasas y dicen que estas tendrán graves impactos en la agroindustria de la palma de aceite, en los productores y en sus comunidades rurales.