El gobierno asegura que está abriendo mercados y precisó que ahora el reto es para los ganaderos, quienes deberán aumentar los inventarios.