Los productores deben escoger inmejorable material genético, certificado por el ICA porque se trata de la producción del futuro.