La organización que manufactura insumos agrícolas, pecuarios y aerosoles sigue invirtiendo y optimizando su portafolio en favor de la ruralidad colombiana.

Según Fedearroz, una carga impositiva a los productos esenciales, más el IVA del 18 o 19 por ciento podría castigar al sector primario, desestimular compras básicas e impactar una economía ya afectada por un enfriamiento visible.

Los arroceros aseguran que países del hemisferio como Brasil, Perú y Ecuador están protegiendo su agricultura mientras que en Colombia sigue expuesta.