Este alimento ancestral y precolombino retomó la importancia que merece y hoy sobre pilares de competitividad le vende aroma, sabor y calidad al mundo.