El gremio que agrupa a los agricultores del cereal manifestó su preocupación por que hay riesgo en las cosechas por eventuales plagas.

En Malí, Maman Sow recibió una transferencia de dinero en efectivo de la FAO que le ayuda a mantener a su familia.