Jueves, 31 Diciembre 2015 15:09

Capitales de Latinoamérica empujan el mercado inmobiliario comercial en Miami

Miami (EE.UU.) (EFE) El mercado inmobiliario de Miami (Florida) pasa por un momento de consolidación, empujado principalmente por capitales de Latinoamérica que se dirigen a propiedades comerciales que son atractivas por su relativamente bajo riesgo y alta rentabilidad, coinciden expertos consultados por Efe.

Por 

"Miami es atractivo porque el latinoamericano tiene una larga relación con una ciudad que es un punto de entrada a Estados Unidos, que ha crecido y ha fortalecido su economía en los últimos años", dijo a Efe el especialista en bienes raíces Alex Zylberglait, de la firma Marcus & Millichap.

Tras la crisis del año 2008, apuntó Zylberglait, el mercado inmobiliario de Miami se ha recuperado en un periodo más corto de lo que se esperaba.

"El mercado residencial fue el primero en repuntar, seguido del comercial y hoy se ve cierta desaceleración en el primero, pero no en el segundo gracias a inversiones provenientes de Latinoamérica, incluso, a pesar del alza del dólar respecto a las monedas de la región", detalló.

El especialista destacó que Miami es un mercado en el que el inversionista encuentra solidez jurídica y seguridad para sus inversiones, lo cual es muy atractivo para la protección de sus capitales a largo plazo.

"Mientras en periodos de crisis los precios de las propiedades y las pérdidas son más grandes que la media nacional, en la recuperación ocurre que Miami lidera los números, lo cual atrae a inversionistas por la apreciación que estas propiedades comerciales rinden, que van en un rango del 25 % al 75 %".

El perfil del inversionista latinoamericano es el de una persona de alto nivel económico (empresarios, profesionales e industriales) que está interesada en diversificar su patrimonio fuera de su país y apuesta por propiedades de bajo riesgo y alto rendimiento.

"La gran mayoría de nuestra cartera de préstamos inmobiliarios pertenece a clientes de Latinoamérica y actualmente está compuesta de propiedades residenciales de alto valor en el mercado, centros comerciales, estaciones de servicio y edificios de oficinas", dijo a Efe G. Frederick Reinhardt, primer ejecutivo de Brickell Bank (anteriormente conocido como Banco Espirito Santo).

A medida que más extranjeros vienen a invertir, los bancos no han querido perder a esos clientes y han trabajado por hacer que sus inversiones sean atractivas en el sur de Florida.

"Los bancos que han escogido prestar a extranjeros, latinoamericanos en particular, se han enfocado en el área inmobiliaria, tanto comercial como residencial. El inversionista latinoamericano se ha destacado por estar bien informado en la materia y tiene alto nivel de sofisticación con respecto al tema inmobiliario", añadió el banquero.

Reinhardt destacó que el inversionista latinoamericano se caracteriza también por tener un buen historial de repago. Para compensar por las limitaciones en obtener información crediticia, los bancos tienden a reducir el porcentaje del valor financiado.

En su mayoría, señaló en banquero, los bancos no prestan a desarrolladores de tierra con fines especulativos, ni tampoco para la adquisición de tierra o para la construcción de nuevos proyectos.

Dado que muchos inversionistas de Latinoamérica están diversificando sus portafolio de inversiones comprando propiedades en Miami, hay ciertos aspectos legales que se deben de tener en cuenta

"Si bien comprar propiedades en el sur de la Florida puede generar buenas ganancias, es importante planear la compra apropiadamente para evitar que una gran parte de esas ganancias se evaporen por asuntos fiscales", dijo a Efe Julián Montero, un abogado especializado en transacciones de negocios internacionales del bufete Arnstein & Lehr en Miami.

Una de ellas es la ley "FIRPTA" (Foreign Investment in Real Property Tax Act of 1980), bajo la cual el Gobierno le quita al extranjero un monto antes de que tenga la obligación de pagar el impuesto sobre su ganancia.

"Lamentablemente, muchos extranjeros continúan comprando propiedades a título personal o a través de una Limited Liability Company (LLC), pero esto se puede evitar si un inversionista extranjero crea la entidad corporativa correcta para efectuar la compra", señaló Montero.

Las LLC, explicó, no sirven para solucionar temas fiscales. Generalmente, sin un tratamiento específico, una LLC con un dueño extranjero se considera como una entidad "no considerada". Por ende, la venta de la propiedad a nombre de una LLC está sujeta a FIRPTA, igual como si hubiera sido titulada individualmente.

Asimismo, el uso de una LLC no protege contra el impuesto de sucesión, lo que significa que si el inversor extranjero fallece con un portafolio de propiedades en EE.UU. a título personal, o tituladas directamente por una LLC, los herederos están expuestos a un impuesto de hasta un 55 % del valor de mercado de sus propiedades. EFE