Domingo, 12 Febrero 2017 09:02

Tasas de interés y entorno, el reto de las regiones: González Villa

Según el gobernador del Huila, hay oportunidades para los productores, pero aún hace falta una política pública desde el gobierno central que brinde más y mejores herramientas.

Por 

La crisis económica, como es apenas consecuente, hace mella en las finanzas de la ciudadanía y afecta visiblemente a las regiones que para el caso de Colombia, sus departamentos y municipios recibirán menos dinero por la caída en los precios del petróleo y de otros commodities.

El Huila es un departamento históricamente petrolero, pero de igual forma acopia todo un compendio de agricultura y ganadería que lo pone en la cima del manejo económico regional porque percibe ingresos de varios frentes. Se puede decir que allí hubo de todo menos Enfermedad Holandesa.

Para hablar de economía desde la mirada regional, Diariolaeconomia.com visitó al señor Gobernador del Huila, Carlos Julio González Villa, quien aseveró que en medio de las crisis hay oportunidades y manifestó que en ese acomodamiento al nuevo escenario económico tras la reforma tributaria, los departamentos están convencidos que esas nuevas condiciones se enfrentan con mayores oportunidades de productividad para los ciudadanos.

Uno de los problemas que más golpea las finanzas campesinas es el de las tasas de interés e inclusive la devaluación que tiene el precio de los insumos por el cielo, haciendo poco competitiva la agricultura del Huila y de la Colombia rural.

Estimó el Gobernador que una de las grandes suplicas del sector agrario del país es el de morigerar el nivel de las tasas de interés porque de lo contrario la actividad se hace casi imposible por el elevado costo de los créditos, cuando lo hay, sin dejar de decir que hay costos adicionales como el IVA del 19 por ciento, los combustibles que siguen pegados del techo y todo el reto agregado que implica el cambio climático.

“Nosotros aquí en el departamento estamos manejando el Fondo de Solidaridad Agropecuaria del Huila, FONSA-Huila, y estamos esperando que se nutra con recursos del ministerio de Agricultura para aliviar los intereses moratorios de sectores asociativos campesinos, pero lo cierto es que las tasas de interés le ponen palos en la rueda a la productividad y al desarrollo”, comentó González.

Un mandato que trabaja y avanza

Para el caso de la tierra del Festival del Bambuco, se están apalancando recursos desde el Instituto Financiero del Departamento del Huila, INFIHUILA, para lograr que esos fondos se conviertan en apalancamiento y acompañamiento para el emprendimiento financiero y de esta manera generar dinámica económica.

Desde la Federación Nacional de Departamentos hay conciencia que hay necesidad de mover mucho más el aparato productivo de las regiones y para el caso del Huila en donde se hacía perentorio incentivar las apuestas productivas, el tema ya está definido y esquematizado por los equipos de competitividad, productividad y de empresarios del campo que hacen lo posible por dinamizar la economía regional desde la Gobernación.

“En la Federación de Gobernadores hemos estado muy atentos y por eso tuvimos varias reuniones con los ponentes de la ley de reforma tributaria, con el gobierno nacional y con el Alto Consejero para las Regiones en donde dejamos establecidos nuestros puntos de vista y de hecho mejoró notoriamente el tema. En estos momentos estamos pendientes de unos recursos de regalías para placas-huellas y estamos en ese proceso porque fue un anuncio presidencial”, indicó el Gobernador del Huila.

Por el nuevo contexto de la economía nacional y mundial el Gobernador afirmó que al departamento del Huila y a todas las regiones del país, les llegó la hora de diversificar, trabajar en valor agregado y adelantar transformación de materia prima porque de lo contrario el país no tiene derrotero y es justo en esta coyuntura en donde hay que apelar a la capacitación y a todo lo atinente con transferencia de tecnología. Para tener los más óptimos resultados, estimó necesario contar con apalancamiento financiero en lo que hay que mejorar, asunto en el que el Huila logró avanzar porque enfocó programas para ser facilitador de los productores como el Fondo Mixto de Agro-fertilizantes que es una ordenanza y todo una labor que se adelanta inclusive con el FODEAP y con un programa llamado FINANSOL que vuelve y está dirigido para pequeños empresarios que tendrán cobertura con el programa “Mi Negocio Ya” el cual es un modelo que fue aplicado con éxito por parte del Departamento para la Prosperidad Social, DPS, en comunidades altamente vulnerables.

Las cosas cambiarán con Estados Unidos

Cabe precisar que el hoy Gobernador del Huila fue congresista e hizo parte, nada más y nada menos que de la Comisión de Asuntos Internacionales del Congreso en momentos en los que se negoció el TLC con Estados Unidos y se hizo revisión del acuerdo complementario con la Unión Europea.

“Como ya lo planteó el Presidente, Donald Trump, con Estados Unidos vendrán cambios y seguramente habrá un proceso de renegociación en donde se podrá retomar la revisión de un acuerdo que en mi concepto quedó bien negociado y que quizás por ello podrá seguir adelante”, apuntó el funcionario.

Esos pie de página en los que tanto insistió González Villa en defensa de temas como seguridad alimentaria, la propiedad diversa y biodiversa, el conocimiento ancestral y todo lo que tiene que ver con salud más específicamente con medicamentos será motivo de una revisión que no pondrá el TLC en peligro.

Aseguró que con el TLC hay dos grandes falencias que tienen que ver con la transferencia de tecnología y la búsqueda de recursos para mejorar la asistencia técnica y la inversión en el campo.

Lamentó que ese modelo eficiente y rentable que buscaba nivelar la competitividad por la liberación de aranceles y por la competencia en cereales conocido como Agrocampo, traído de México con el nombre de Agro Ingreso Seguro (AIS), era una herramienta clave en competitividad, pero que lamentablemente colapsó por malos manejos. En ese sentido, enfatizó, Colombia está obligada a buscar otros mecanismos que compensen la competitividad colombiana y esa es una estrategia del nuevo sector agrícola que además está renovado y tiene el reto de responder a desafíos como trasferencia de tecnología, financiación y la búsqueda de tratos especiales como la importación de bienes de capital y la reducción de los fertilizantes.

Corrupción cero

El tema de la corrupción que ha marcado la fina nota en regiones, gobierno central y sector privado en los últimos años es un flagelo que no se quiere tolerar en el Huila porque quienes eligieron a sus alcaldes, diputados, concejos municipales y Gobernador dan por hecho que votaron por la probidad y por los manejos transparentes, es decir sin contratación a dedo, sin recomendaciones, acatando la ley 80 y haciendo de lado la coima o el soborno.

Sobre este tema el Gobernador del Huila especificó que su despacho está trabajando con honestidad, con decisión y con todo el ánimo porque las cosas salgan bien porque finalmente es lo que los ciudadanos necesitan y lo que un gobernante debe darle a la comunidad, seriedad, credibilidad y toda la garantía de que las cosas se hacen decentemente y muy bien.

Cayó el petróleo y cambió el panorama regional

En opinión del Gobernador del Huila, Carlos Julio González Villa, el panorama para los municipios y departamentos cambió drásticamente con el desplome de los precios del crudo porque al caer el ingreso el sistema de regalías sufrió de manera paralela una transformación compleja toda vez que no llegan tantos recursos como hace unos años.

“El mayor rubro está en la fuente de ciencia y tecnología y allí el Huila tiene 69.000 millones de pesos, en regalías directas 40.000 millones y otro tanto en regalías regionales. Acaba de ser tazado nuevamente el bienio y estamos trabajando para que esas regalías se inviertan en procesos de desarrollo regional, es decir placas, huellas, transporte escolar para niños y niñas del departamento, programas de electrificación rural, temas como cementaciones urbanas y el plan de gasificación entre otras. Creo que avanzamos de una manera muy importante con los 37 alcaldes en la armonización y priorización de los proyectos”, declaró el señor González Villa.

Agregó que en educación los retos son totales porque el plan del Huila se llama “El Camino es la Educación”, uno de los más relevantes en el Plan de Desarrollo y por eso se trabaja fuertemente para afianzar logros como los de elevar la capacitación docente, el sistema de formación permanente de docentes y la creación de política de investigación docente a través de los centros de investigación pedagógica lo cual se constituye en un elemento fundamental para el desarrollo de la educación en el Huila que además va acompañada de maestrías y que contiene igualmente un componente de fundamentación y mejoramiento de la infraestructura educativa del departamento.

Al Gobernador del Huila no le da miedo comprometerse aún en medio de las vicisitudes del país que se reflejan en menor crecimiento, contracción de la demanda interna, desempleo y un entorno que pone a pensar a más de uno.

A criterio del mandatario, la aspiración es cumplir totalmente con el Plan Departamental de Desarrollo porque este fue basado sobre orígenes realistas de la cofinanciación y la cogestión.

“Esperamos un contrato Plan Paz del Gobierno Nacional que nos va a permitir financiar el Plan de Desarrollo completamente, pero igual no nos hemos quedado quietos pues estamos trabajando proyectos del posconflicto y lo propio hacemos con los alcaldes en cofinanciación, con la ventaja que todo lo hacemos bajo el concepto de Minga. Hemos contado con la presencia de la Vicepresidencia de la República y de la Ministra de Vivienda, razón por la cual podríamos entregar 1.500 viviendas gratuitas hasta llegar a 4.500 casas sin costo para los nuevos propietarios”, dijo.

En este momento hay un plan que supera los 60.000 millones de pesos en acueductos y alcantarillados en los que se hará un cierre del 98 por ciento en este tipo de solución urbana. Hay también un plan de placas huellas de 12 kilómetros, pero se están estructurando 30 kilómetros adicionales.

Al hacer un balance, se puede decir que hay 18 electrificaciones rurales por un valor de 19.000 millones de pesos luego de rubricar un convenio con la Electrificadora del Huila. En el frente TIC las noticias no son menos positivas en vista que el gobierno departamental recibirá 60.000 computadores del programa “Computadores para Educar” que incluye tablets con contenidos educativos, que recibirán los 37 municipios.

Según el Gobernador hubo un avance importante en mantenimiento vial por cuanto en 2016 se hicieron 1.030 kilómetros en las carreteras del departamento lo cual es importante porque el referente máximo estaba en 460 kilómetros por año.

El Huila contó con la fortuna de certificar por parte del ministerio de Agricultura más de 22.600 millones de pesos en alianzas productivas con una meta este año de 37.000 millones de pesos para 22 alianzas remuneradoras.

El funcionario tiene claro que el Huila es un departamento posconflicto que tiene sus ojos puestos en una paz verdadera, larga y duradera. Confió en la palabra de las Farc, celebró el diálogo con el ELN y dijo que solo con un país tranquilo, regiones como el Huila podrán consolidar apuestas productivas en donde el turismo está llamado a ser uno de los sectores líderes. Hay que tener en cuenta, dijo, que este departamento es la estrella vial del suroccidente del país pues no en vano se conecta con el puerto de Buenaventura en el Pacífico, pasando por Popayán y Cali, sin dejar de lado la conexión sur que le da perfil internacional con la vía Pitalito-Mocoa. Igual hay regocijo porque muy cerca está el cristalizar el sueño de contar con la anhelada doble calzada Neiva-Bogotá, aprovechando la conexión con Girardot.

Así las cosas, el Huila en posconflicto es un departamento con un gran desarrollo regional en donde las obras 4-G jugarán un papel preponderante para la región. El gobierno seccional quiere capitalizar un valor agregado y es la posición geográfica del Huila y en ese sentido se puso como meta conectar el departamento desde el municipio de Colombia con el oriente colombiano pues hay manera de llegar a La Uribe en el Meta y lograr esa conectividad.

Esta región es rica en paisajes y destinos turísticos y escenarios naturales únicos como el desierto de la Tatacoa, el nacimiento y el eje del Río Grande de la Magdalena, las ofertas paleontológicas y arqueológicas en el circuito turístico del sur que implica más de treinta kilómetros muy bien organizados para un turismo de alta calidad en donde habrá hospital con la mejor tecnología como la resonancia nuclear magnética y un aeropuerto de frecuencia diaria que ya se está interviniendo de la mejor manera.

Hay que decir que San Agustín superó los 100.000 visitantes en 2016 y la Tatacoa los 150.000 turistas en el año anterior, lo cual dice que el Huila se está convirtiendo en un destino turístico muy importante, entre otras cosas por su cercanía con Bogotá, por la diversidad de pisos térmicos que van desde nevado hasta desierto, observación astronómica y un reconocido turismo religioso como el de Garzón.

Esta es una síntesis del departamento de Huila, una región del suroccidente colombiano en donde afortunadamente están pasando cosas buenas y en donde se espera, mejore la perspectiva con los temas de paz, de productividad y competitividad. El Huila es una región que demanda toda la atención del ejecutivo porque debió padecer los vejámenes de una guerra fratricida que dejó muchos muertos, viudas, huérfanos y proscripción. Hoy se respira más tranquilo y con la confianza que los compromisos deben honrarse porque de eso depende que el Huila camine por senderos de inclusión y reconciliación.

Tierra de múltiples cooperativas, de grandes y prósperas empresas de transporte público que son la identidad de un pueblo y una raza. Por allí, por esas carreteras, unas anchas, otras angostas y unas que aún conservan la huella del inquieto, Alexander Humboldt, transitan haciendo retumbar la entrada de cada pueblo con sus imponentes cornetas los buses de Coomotor o Cootranshuila. Ese ruido que anuncia llegadas o salidas hace reaccionar a esos barcinos o toros bravos que un día cualquiera, inspiraron al maestro, al inmortal Jorge Villamil.

Salimos del Huila viendo sus arrozales, sus ganaderías bien desarrolladas, sintiendo el aroma del café moreno y puesto en fuego o fresco de cereza en los cafetales, e inclusive partimos con ese olor delicioso a asado huilense que se va tostando en hornos de arcilla para deleitar turistas o para celebrar navidades o San Pedros.

Nos trajimos las achiras o bizcochos de Fortalecilla, el arequipe de paila de cobre y los quesillos frescos envueltos en hoja de plátano hechos en Hobo, tierra también de almojábanas y amasijos muy ricos con el sello atávico de esas hermosas y bellamente arrugadas abuelas, las que narran incansablemente las historias y anécdotas del hermoso Huila.