Domingo, 25 Noviembre 2018 08:28

El desarrollo del mundo no puede apartarse de China: Li Nianping

Por

El cuerpo diplomático del país asiático en Colombia reiteró su compromiso con el desarrollo de Colombia, con el mejoramiento de los indicadores sociales y con el proceso de paz.

Sin duda alguna, Colombia ha profundizado sus relaciones con China y es por ello que el país asiático y sus empresas han decidido incrementar su actividad comercial y de inversión ya que ven en el país suramericano del café suave todo un potencial de negocios en diversos sectores económicos.

Hoy China es líder en el registro de patentes y en un hecho sin precedentes logró superar a Estados Unidos en publicaciones científicas, aspecto que unido a otros facilitará esa sinergia entre el gigante de Asia y los países de América Latina.

Es tan importante China que ya hay un plan estratégico bautizado la ruta de la seda, quizás evocando los viajes de Marco Polo o la travesía de Alejandro Magno cuando llegó maravillado a las tierras del oriente. Este ambicioso plan pretende conectar a China con el mundo a través de dos megaproyectos, uno terrestre y otro marítimo que enlazarán con Asia, África y Europa.

En este propósito participarán 65 países que suman una población de 4.400 millones de habitantes, aproximadamente el 30 por ciento del PIB mundial. En América Latina, igual hay oportunidades en vista que China ha adelantado tratados con Ecuador, Chile y Colombia, pero lamentablemente ante las falencias en infraestructura, resulta supremamente complicado aprovechar las inmensas oportunidades que ofrece el inmenso mercado chino.

Para ahondar sobre temas de comercio, de cooperación y de hermandad, el embajador de China en Colombia, Li Nianping, habló con Diariolaeconomia.com, y precisó que el comercio entre China y Colombia ha logrado un éxito en los últimos tres años lo cual hace prever, por la tendencia, que vienen muchos años de intercambio comercial así como de inversión.

Destacó que China es a la fecha el segundo social comercial más importante de Colombia por lo que este año el volumen de comercio ha crecido en 2018, tendencia que muy seguramente se mantendrá de cara al futuro.

Para el diplomático, hay mucho interés porque Colombia crezca y dinamice sus exportaciones e inversión en China por cuanto hay en la industria y en el sector primario colombiano, productos con elevada calidad y con muchas ventajas que le pueden ayudar a sacar provecho de la plataforma comercial para presentar más productos colombianos a los consumidores chinos.

“Creo que es un mercado que viene en pleno desarrollo y a partir de este año celebraremos la exposición de importados de China por lo que esperamos que más empresas de Colombia puedan participar en este evento para que los fabricantes y productores nacionales puedan presentar sus productos y las ventajas que ofrecen al mercado de China”, afirmó el señor Li Nianping.

Aparte del café y los derivados del petróleo, Colombia tiene oportunidades con una serie de productos que bien merecen tener mayor promoción como es el caso del aguacate has, la carne de res, el cacao, las flores y las esmeraldas.
Sobre el tratado de libre comercio entre Colombia y China, el embajador consideró que el tema del libre comercio entre las dos naciones siempre va a beneficiar el desarrollo y afianzará Per sé, los lazos económicos y comerciales en las dos partes, lo cual resulta muy importante de cara a los mayores crecimientos que buscan las naciones.

Indicó que con el gobierno anterior alcanzó a hacer avances para la firma de un TLC Colombia-China con un beneficio bilateral y una mayor participación de los productos colombianos en territorio chino, anhelo que con la nueva administración pueda haber un punto de encuentro para encontrar una salida flexible con el fin de poder elevar el nivel de desarrollo y consolidar los lazos económicos y comerciales.

Guerra comercial no tiene cabida

El tema de la guerra comercial no fue ajeno a esta charla y en ese sentido el amable Embajador dijo que el desarrollo de China no puede apartarse del mundo, pero enfatizó que de igual manera el desarrollo del mundo no puede apartarse de China.

“Durante los últimos cuarenta años y con todo nuestro trabajo y dedicación, hemos conquistado muchos éxitos toda vez que pasamos de ser un país muy pobre y sin nada a posicionarnos como la segunda economía más grande del mundo”, declaró el excelentísimo señor embajador.

Consideró normal el hecho de que existan fricciones comerciales entre los países, pero dijo que para China es determinante buscar y encontrar una solución sensata por lo que aboga por la consulta amigable para resolver cualquier tipo de conflicto pues no es consecuente ni debido acudir a la sanción ni a la guerra comercial una vez surgen estos problemas porque sencillamente no habrá después de la puja ningún ganador.

Una de las industrias que más prospera en China es la automotriz y es así como más unidades fabricadas en el país asiático son colocadas de manera exitosa en los mercados del mundo. De todas maneras el tema no se queda allí pues aparte de los coches fabricados en las plantas chinas, hay muchas casas de automóviles del mundo, en todas las gamas, produciendo sus automotores en varias ciudades del milenario país.

Al analizar la fabricación de autos en China el embajador, Li Nianping, sostuvo que el sector automotor es muy importante en su país puesto que en los últimos años la industria ha logrado dar saltos importantes razón por la que se observa mucha superación y desarrollo. Destacó igual los carros que funcionan con energía renovable, aspecto que resulta de mayor rendimiento y por su puesto mucho más amigable con el medio ambiente.

“Hemos tenido mucho éxito con los carros eléctricos, espero que en el futuro más consumidores colombianos acepten las marcas chinas y usen más los automóviles fabricados en China pues la cuota de mercado aún no es muy grande y por eso le apostamos a que las marcas chinas logren ganarse la confianza de los exigentes consumidores colombianos en un plazo no muy largo”, apuntó el plenipotenciario.

El tema social y salarial parece que es todo un sofisma de distracción que utilizan los que no simpatizan de China o quienes sienten pasos de animal grande en materia comercial. Hace unos meses en este medio contamos que un empresario colombiano con operaciones en China paga salarios básicos de 1.4 millones de pesos colombianos, declaración que desmitificó el asunto de la explotación laboral y las problemáticas sociales.

Ante esta inquietud Nianping precisó que todos esos rumores, quizás infundados, obedecen a que muchos de los que hablan por hablar no conocen China de verdad. Manifestó el diplomático que ninguna empresa logrará desarrollo si pasa por alto u omite los sagrados derechos de los trabajadores.

De otro lado y entrando en el tema monetario, el embajador de China aseguró que no se equivocan quienes afirman que en asuntos de moneda, el yuan está haciendo su carrera para posicionarse como tasa de cambio y gran protagonista del mercado mundial y del segmento de las divisas con mayor solidez y respaldo.

“Esa afirmación no es lejana a la realidad porque al ser China la segunda economía del planeta, nuestra moneda, el yuan, jugará un papel muy importante dentro del mercado financiero internacional”, expresó.

China tiene claro que el mundo debe ser más unido y mucho más de hermanos porque el planeta es toda una aldea global en donde todos los países en el hemisferio que sea, deben enfrentarse a los mismos retos y por eso en China se propende por el esfuerzo común en todas las partes de la tierra para construir lo que se llama la comunidad de destino de la humanidad porque tomó fuerza en ese país la teoría de que todos los pueblos comparten el mismo destino pues si hay sufrimiento en determinada parte del globo, ese dolor impactará a todos los seres humanos, pero si hay gloria en una nación, ese deleite igual es para todos.

El modelo económico también fue motivo de plática y en ese frente el embajador de China afirmó que hay diferencias y una historia cultural muy diferente en cada nación, empero, razonó que lo ideal es poder encontrar un camino de desarrollo que logre adaptarse a la situación de cada país. Recalcó que China después de cuarenta años de desarrollo y reformas, logró encontrar un modelo que se adapta a la propia realidad del pueblo chino, y esa realidad se llama socialismo con peculiaridades chinas.

Concluyó el embajador de China afirmando que Colombia al igual que su milenaria patria, es un país en vía de desarrollo. Resaltó y saludó el hecho histórico del proceso de paz que logró Colombia en donde China sigue muy comprometida en el proceso de reconstrucción y posconflicto. No dudó que con el esfuerzo de todos y cada uno de los colombianos así como con el apoyo decidido de la comunidad internacional, el futuro colombiano se ve muy brillante y promisorio.

Hay que decir que el señor Embajador de China está muy compenetrado con la sociedad colombiana por lo que ya identifica regiones, culturas, aromas y sabores, pero igual ritmos porque lo seducen los tambores de la cumbia, los acordeones y las voces del vallenato y la sabrosura que brota de la salsa.

Hoy China tiene una población de 1.355 millones de habitantes aspecto que le permite contar con una mano de obra permanente y calificada la misma que ayudó a afianzar una industria y una economía con altos niveles de desarrollo. Por esa condición China tiene una vocación muy abierta en exportaciones e importaciones de bienes en el mundo.

China creció a tasas de 6,9 por ciento en 2017, pero en el segundo semestre de este año la tendencia fue una variación del 6,8 por ciento lo que ratifica que Colombia y quienes piensan en progreso, deben obligadamente mirar a China.
Los negocios China-Colombia representan en importaciones 8.754 millones de dólares y las exportaciones alcanzan los 1.999 millones de dólares. Cabe indicar que las importaciones originarias de China presentan un comportamiento estable, pero con una marcada tendencia al alza.

Las exportaciones colombianas hacia ese mercado que dejan ver estacionalidad, si dejan deducir que hay espacio para adoptar nuevas estrategias y apostar por una afortunada y necesaria diversificación de productos porque a la fecha el 80 por ciento de la oferta exportable a China proviene del sector petrolero. No puede omitirse que China es el país que más invierte en Colombia y no puede descartarse que llegue a niveles superiores porque hay, no pocas miradas en Asia enfocadas en Colombia.

En 2017 los flujos de capital de China mostraron una interesante dinámica en Colombia pues no en vano obtuvo 32,1 millones de dólares aproximadamente en inversión, irrigando recursos en diversos sectores.

Visto 830 veces