Al Huila le prometieron el oro y el moro, pero a final de cuentas a la próspera región le tocará seguir con lo mismo, lo grave es que está de por medio la conexión con el sur del país. “Y no hago más na”