Con esta infraestructura se busca cautivar el arribo de más turistas. La meta es llegar al millón de visitantes a este sitio emblemático de Cundinamarca de aquí al 2019.