Esta población del Meta comparte una riqueza con Bogotá de la cual no recibe ni un peso, mucho menos obras necesarias.