En este cálido municipio del Tolima es común el bunde, la ganadería y un turismo que lo afianza como uno de los mejores balnearios de la región.