Martes, 23 Agosto 2016 21:13

Punto de equilibrio de tasa de cambio cafetera es de $3.000

Por

La Federación Nacional de Cafeteros de Colombia invitó a los caficultores para que ingresen al emprendimiento y se vuelvan empresarios. Reportan récord en valor de cosecha cafetera.

Los caficultores colombianos aseguraron que un dólar de 3.000 pesos es un verdadero punto de equilibrio porque solo por la vía cambiaria los productores podrán ganar competitividad y hacer sostenible un negocio que ha tenido sus altas y sus bajas.

El Gerente General de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, Roberto Vélez Vallejo, aseguró que la economía cafetera ha recuperado protagonismo toda vez que la cosecha para este año se estima en 14.5 millones de sacos que en los cálculos del gremio podría valer más de 6.5 billones de pesos.

Le dio muy buen recibo a las proyecciones porque dijo que esa cantidad de dinero circulando por el mercado le imprime una dinámica a la economía a tal punto que puede impactar favorablemente el Producto Interno Bruto del país.

Explicó que los reintegros han sido menores, sencillamente porque los precios externos han sido inferiores frente a las cotizaciones que se venían teniendo. Aclaró que hace dos años la cotización internacional del café llegaba a dos dólares con veinte, precio que hoy oscila entre uno con veinte y uno con cuarenta dólares.

“Eso quiere decir que en dólares a pesar de que se han aumentado las exportaciones, la cantidad de dólares es un poco menor y por tal razón los reintegros cafeteros son igual menores, pero en términos de pesos, lógicamente tenemos una cosecha más grande producto de una mejor tasa de cambio”, indicó.

Cabe precisar que la cifra de 6.5 billones de pesos es histórica lo cual hace prever que en materia cafetera pueden venir mejores tiempos porque se recuperó volumen y se ganó en tasa de cambio pese a que cayó el precio en el mercado de Nueva York.

Aclaró que si bien la cifra es sugestiva, esta no puede confundir a las autoridades económicas porque una cosa es el costo de la cosecha y otra la rentabilidad de la caficultura más cuando el país cafetero reportó un mal primer semestre por cuenta del fenómeno de El Niño lo que obliga a esperar que acontece en el segundo semestre.

Uno de los factores que pesó en la rentabilidad, aparte del clima, es que los costos de producción se subieron porque hubo menor grano y los cafeteros tuvieron que Ajustar con granos por fuera de la cosecha de su finca lo cual representó una pérdida significativa en términos de pergamino.

En este punto es bueno anotar que El Niño ocasionó la pérdida de 500 mil y 800 mil sacos de café lo que mal contado equivale a seis millones de dólares.

En opinión del Gerente General de la Federación, solamente se puede hablar de rentabilidad, una vez culmine el segundo semestre y ver qué pasa con la cosecha, pero como en el fútbol, el dirigente gremial estima que el primer tiempo se perdió uno a cero. Ahora resta empatar a un gol o porque no ganar el encuentro por dos a uno. Para eso serán determinantes los precios exógenos y como termine la misma recolección de la cosecha.

Para la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, el producir café a la fecha está dando rentabilidad porque producir una carga vale entre 650 mil y 700 mil pesos, carga que se vende sin problema en 820 mil u 830 mil pesos. Esa rentabilidad es viable, comentó, pero sin un fenómeno de El Niño.

“Hoy en día y gracias a la tasa de cambio, porque al país no se le puede olvidar que la variable crítica no es el precio internacional del café sino el precio del dólar, los cafeteros con divisa de tres mil pesos podemos tener un negocio que le devuelva de alguna manera la rentabilidad a la caficultura, con dólar por debajo de tres mil pesos, de dos mil o dos mil 500 pesos, volvemos a tener problemas serios de rentabilidad”, aclaró el señor Vélez Vallejo.

Fue claro al decir que el equilibrio es el número que deja a los Caficultores con algo en el bolsillo diferente de deudas bancarias. Agregó que por esa razón los productores están muy pendientes de cómo avanza la Bolsa de Nueva York, pero también cómo evoluciona la tasa de cambio porque hay que reconocer que el sector cafetero es de los grandes ganadores con la devaluación del peso.

Actualmente hay un reporte de atraso en los pagos de la deuda cafetera lo que hace prever que hay problemas de cartera lo cual no quiere decir que los caficultores sean malas pagas porque tan solo han estado en un negocio en dónde la actividad no dio y por eso llegaron las deudas.

“Nosotros fuimos muy acuciosos en el primer semestre cuando se presentó el problema del fenómeno de El Niño en advertirle a las entidades de crédito que los cafeteros no tendrían dinero para cubrir sus obligaciones, igual se hizo con los cafeteros a quienes les dijimos, ojo, vayan y hablen con los bancos, pero no dejen vencer los créditos e hicimos una cruzada con el Banco Agrario, con Davivienda y con el Banco de Bogotá por toda la zona cafetera para que los productores se acercaran y arreglaran con los bancos , es decir pedir refinanciación”, expuso el Gerente de la Federación de Cafeteros.

Una oportunidad para los productores de grano se abre con las pequeñas exportaciones de café, asunto que se afianza como una inmejorable alternativa para el pequeño productor que con el tiempo podrá acceder al mercado internacional. Con este mecanismo aclara el vocero, se pueden recolectar mejores ingresos porque se llega al mercado sin intermediarios lo cual garantiza una mejor venta de café pergamino, tostado o molido.

Vélez insistió en que la gran apuesta del sector es que el cafetero entre por el derrotero del emprendimiento es decir que los caficultores se vuelvan empresarios con lo cual labrarán su propio destino para lo cual existen las herramientas.

En el proceso de modernización se sustrajo la posibilidad de que el sector exportador privado enviara el registro de venta a la Federación, asunto importante porque ello daba pié a un continuo reclamo o crítica en el sentido que la Federación ejercía de juez y parte.

Se necesitan más compradores

La Federación Nacional de Cafeteros instó al ejecutivo a través del ministerio de Comercio a buscar más clientes para el café colombiano, es decir abrir el vademécum de oportunidades.

Dijo que en cafés especiales el año anterior se presentaron 400 lotes de caficultores para clasificar en esa modalidad y abrir opciones, la buena noticia es que este año hay mil lotes lo que muestra entusiasmo y ganas de ganar más dinero con las exportaciones.

Liderazgo y vocería internacional

La Federación no se ha quedado quieta y por ello ha hecho una serie de viajes por varios países con los que se busca una interacción que debe redundar en un gran foro mundial de países exportadores de café en junio de 2017 en el marco del cumpleaños número noventa de la Federación.

“Hemos tenido muchísima respuesta y la gente está viendo con muy buenos ojos el hecho de que Colombia esté nuevamente liderando el mundo del café. Hemos hablado con los países centroamericanos y latinoamericanos incluyendo a Brasil, Perú, Bolivia y otros de la región. También entablamos diálogo con los países africanos y nos estamos acercando a Asia. A los países productores les parece como un sueño volver a tener el liderazgo de Colombia y de alguien que les diga sentémonos y hablemos de los problemas comunes para ver qué soluciones les podemos plantear y como le podemos hallar respuesta a todos los inconvenientes porque hay males comunes como el clima, problemas de recolección de grano, relevo generacional, costo de mano de obra, productividad y un temario que afecta por igual a todos los países productores”, anotó.

Esa cita se dará en Medellín en dónde se abrirá espacio para el diálogo y a donde se quieren llevar tres productores por cada país, uno grande, uno mediano y uno pequeño, para que narren sus vicisitudes. “Este es el punto de partida de algo que será mucho más grande y que esperamos poderlo contar después”.

Se abre paso la mecanización

Vélez fue tajante al decir que ante la escasez de mano de obra y las dificultades que esto genera, el gremio ya contempla la tecnificación cafetera tal y como lo hizo Brasil.

Aseguró que en el tema de mecanización se está trabajando fuertemente y reveló que aparte de Cenicafé, se abrirán concursos nacionales e internacionales para invitar a todos los entes y personas del café para desarrollar mecanismos de recolección que aminoren tiempos, que sean eficientes, que ayuden a ahorrar y que le den una mano importante a la caficultura.
En síntesis el gremio cafetero trabaja duro en unidad gremial, en innovación, Agenda Pública, transformación organizacional así como en liderazgo y Vocería Nacional e Internacional.

Visto 677 veces