Miércoles, 08 Marzo 2017 00:56

Producción cafetera sigue en aumento dice Fedecafé

Urge adelantar renovación cafetera para aumentar producción y mantener los actuales niveles de competitividad para llegar tranquilos al dinámico mercado internacional.

Por 

Luego de conocer los resultados de la producción cafetera en 2016 que sumó 14,23 millones de sacos de sesenta kilos, la Federación Nacional de Cafeteros informó que el año empezó con muy buenas perspectivas toda vez que hubo mayor productividad y un registro que da cuenta de un crecimiento del 18 por ciento interanual en el primer mes del año gracias al buen clima en las zonas de cultivo.

El Gerente de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, Roberto Vélez Vallejo, aseguró que en el mes de febrero la producción de café llegó a 1,29 millones de sacos de sesenta kilos, cifra superior a la de igual periodo de 2016 cuando la producción alcanzó los 1,09 millones de sacos.

En materia de exportaciones, las noticias igualmente son alentadoras toda vez que crecieron en siete por ciento interanual el mes anterior al llegar a los 1,18 millones de sacos del bebestible puestos en puerto.

El dirigente gremial dijo que la cosecha de 2016 fue la más alta en los últimos 23 años y explicó que los años aciagos para la caficultura reportados entre 2009 y 2012 quedaron atrás luego de que el invierno diezmara los cultivos, fenómeno que luego hizo convergencia con el plan de renovación de cafetos.

Actualmente, dijo, la caficultura goza de muy buena salud y por ello paralelo a una excelente productividad, hay una iniciativa muy fuerte por los cafés especiales de muy buena demanda en el mercado internacional.

Según Vélez Vallejo, la cosecha en el primer bimestre de 2017 fue de 2,56 millones de sacos, lo que quiere decir que creció 15 por ciento frente al reporte de 2016. El dato de los últimos doce meses, hasta febrero muestra un crecimiento en la producción del dos por ciento en el último año previo porque la cosecha fue de 14,5 millones de sacos.

El gremio cafetero afirmó que entre enero y febrero las exportaciones mostraron un crecimiento del siete por ciento hasta llegar a 2,32 millones de sacos, cifra igualmente superior a la del año anterior.

Al revisar el registro de los últimos 12 meses se observa que la oferta exportable de café creció en uno por ciento frente al dato de 2016 porque los despachos fueron superiores a los 12,9 millones de sacos de sesenta kilos.

Cabe recordar que actualmente, Colombia es el tercer productor mundial de café después de Brasil y Vietnam, pero el mayor productor mundial de café arábigo suave lavado con una cosecha de 14,2 millones de sacos de 60 kilos entre enero y diciembre de 2016.

En diciembre la producción de café de Colombia fue de 1,3 millones de sacos de 60 kg, 9 por ciento por debajo frente a 1,4 millones de sacos cosechados en el último mes de 2015.

A renovar se dijo

El gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez, hizo un llamado a los caficultores para que de manera perentoria adelanten la renovación de por lo menos 90.000 hectáreas del grano y así sostener los actuales niveles de producción.

Para ese propósito, aclaró, se necesitan con urgencia más de 80.000 millones de pesos, recursos que deben ser distribuidos por todo el mapa cafetero y básicamente en dónde la renovación está atrasada.

Aseguró que precisamente para discutir sobre el asunto será necesario llevar el tema a instancias del alto gobierno con quien mirará de manera paralela cómo van las finanzas del Fondo Nacional del Café.

“Lo que sí es claro es que es imperativo, que se necesita de una renovación de por lo menos 90.000 hectáreas para mantener estos niveles de producción del grano”, reiteró el señor Vélez.

A propósito del Fondo Nacional del Café, el Gerente de la Fedecafé declaró que actualmente hay en ahorro recursos por 100 millones de dólares que se canalizan a través de la contribución, es decir unos 300.000 millones de pesos.

Manifestó que la idea de renovar el parque cafetero garantiza sin duda una caficultura joven que sea suficientemente productiva para poder mantener los niveles de 14 o 14,5 millones de sacos producidos.

No sobra precisar que la cuota de renovación cafetera actual está por el orden de las 85.000 hectáreas, pero esta no es suficiente de cara a optimizar siembras y a propender por resistencia y mayor productividad, eso sí, manteniendo la calidad en taza.