Martes, 11 Julio 2017 19:58

Presidente de Honduras insta a la unión cafetera mundial

El Primer Mandatario de los hondureños aseguró que solamente con una férrea unión muy parecida a la OPEP, será posible tener un mercado de óptimos rendimientos para la caficultura de base.

Por 

En el primer Foro Mundial de Productores de Café que se cumple en Medellín, los presidentes de Centroamérica y puntualmente el de Honduras, Juan Orlando Hernández, hicieron un llamado para la unión de todos los países cafeteros que hoy venden grano a pérdida y en condiciones complicadas de siembra.

Dijo que el Presidente Bill Clinton, quien intervino en este encuentro, hizo propio un mensaje que los productores mundiales de café han venido haciendo y que en el caso particular de Honduras es un caso muy, pero muy sensible.

Aseguró que para no ir tan lejos y citando un ejemplo, el mercado de Estados Unidos condenó a una empresa de calzado deportivo por la manera en la que le pagaba a los trabajadores y a los productores, empero, aclaró que por el otro lado ese mensaje llevaba como consigna premiar a quien hiciera un comercio justo en la parte productiva lo cual es lo que ocupa hoy al país centroamericano que en los últimos 15 años triplicó la producción de café toda vez que el país casi que llega al límite de las hectáreas que puede producir grano, aclarando que hay una apuesta por mayor productividad pues no en vano es el quinto productor del mundo.

Aclaró que si bien hay muy poco territorio para las siembras, el sistema cafetero hondureño se sustenta en un noventa por ciento de pequeños productores de cinco manzanas o hectáreas. Anotó que si por algún motivo en Londres ocurre algo que no tenga respaldo como una reducción sustancial en la producción de café en el mundo, factor que venga de un adelgazado precio, la situación podría ser fatal.

“Si ese caficultor opta por producir otra cosa, muy seguramente se cae el sistema pues como reconoció el estado francés en su momento, si el mundo no cuida la producción de alimentos y de materias primas, eventualmente puede colapsar todo el mercado en su escala. En Londres hay gente que hace negocios de café con puros documentos, asunto preocupante porque ello puede representar un riesgo y por eso mi planeamiento es que estructuremos una asociación de productores de café a nivel de países porque si hay una reunión de productores que busque y defienda un pago justo, con seguridad que se fortalecería el mercado de café en el mundo sin que ello trastoque la institucionalidad de la Organización Internacional del Café, OIC”, declaró el señor Hernández.

Defendió la existencia de un movimiento mundial que le diga al consumidor que quien sembró el café que ingiere, recibe lo justo y que ese caficultor les paga bien a sus trabajadores, cuida el medio ambiente y propende por diversidad. Solo así, manifestó el Presidente de Honduras se le puede decir al consumidor que la preferencia por ese café es un premio a buenas prácticas y a una merecida remuneración del bebestible.

Actualmente en Honduras se combina la actividad cafetera con otras tareas agropecuarias como es el caso de la cría de oveja que no solo brinda proteína sino que se utiliza para limpiar las fincas, es decir que hay doble ingreso.

El gobierno hondureño tiene una plataforma de atención a los programas sociales denominado “Viva Mejor” el cual se trabaja con las asociaciones de productores y así llegar a la casa del trabajador o productor más humilde para constatar que vive en condiciones de dignidad, razón por la cual no se toleran los pisos de tierra sino aquellos en cemento en casas que estén dotadas de baño, filtro de agua, techo y un sistema de cocina conocido como Ecofogones que son amigables con el medio ambiente y no enferman a quienes las habitan.

Quienes disfrutan de estas viviendas de campo en donde son usuales las siembras de café, gozan de los alimentos que dispensa una huerta para garantizar los alimentos de la familia de la ruralidad.

Sobre la caída del acuerdo de cuotas que a criterio de algunos productores fue una jugada que propiciaron las multinacionales que transforman grano para manipular el mercado, el Presidente de Honduras expuso que eso no hubiese pasado si hubiese existido en el momento una organización robusta de productores que velara por los intereses de los cafeteros.

“Cuando digo nuestros, lo digo como hondureño, como Presidente de la República y como productor de café y es por eso, insisto, que hay una ruta por seguir y es la fortaleza cafetera expresada en la articulación de países productores”, aseveró el Jefe de Estado de los hondureños.

El Presidente señaló que la idea nació en plena Cumbre del Clima, París 2015 más conocida como COP21 cuando el precio del grano se desplomó y quedó planteado crear una asociación de productores. Consideró que si bien del dicho al hecho se dio un paso importante con la Cumbre Mundial de Productores de Café, ahora lo determinante es organizar la economía cafetera mundial y darle forma a la nueva asociación.

En este momento hay una orden del Presidente hondureño impartida a su ministro de Economía y es identificar los cinco productores más grandes de café de Honduras que representan la compra del 65 por ciento del grano. La idea del gobierno hondureño es que los compradores visiten Honduras porque a ellos les interesa también proteger la cadena para asegurar de mediano y largo plazo el café de aquellos productores que se sienten estimulados.

Manifestó que la figura que necesita la caficultura es la de la Organización Internacional de Países Productores de Petróleo, OPEP, solo que en este caso sería una OPEC.

Honduras produce ocho millones de sacos de café, pero el ejecutivo reconoce que las siembras ya llegaron al límite lo cual obliga a reinventar un sector que debe ser mucho más productivo el cual se hará con el Plan de Manejo de Aguas, Bosque y Suelo, que está atado a un proyecto de desarrollo económico a cinco años y allí el café es un rubro estratégico para el país.

La idea es que los productores de café o del cultivo que sea, no pasen a las zonas de reserva o de amortiguamiento. Paralelo a mayor productividad, el gobierno busca un mayor valor agregado en el café.

El gobierno de Honduras invitó a los empresarios colombianos, básicamente a uno que opera en siete u ocho con todo lo atinente a valor añadido para que lleguen a su país y generen todo tipo de oferta en el producto como los pot y otro tipo de presentaciones y recetas.

El mandatario aclaró que las fincas grandes y medianas en Honduras son las que menos café producen por cuanto el mayor volumen de café se siembra en minifundios de menos de cinco hectáreas y con ese tipo de productores se ha hecho un trabajo importante lo cual revela el  por qué dieron el salto en productividad.

Un Presidente del café

El Presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, quien participo en el primer Foro Mundial de Productores de Café aseguró que una vez termine su mandato, retomará sus menesteres cafeteros porque esa es una pasión que jamás dejará pues por sus venas corre tradición y caficultura de la buena.

Este mandatario al que no le escriben sus discursos argumenta que en Honduras se quiere ganar para que los productores hondureños ganen.

Apuntó que la única manera de bajar la migración irregular hacia los Estados Unidos está en la caficultura así como puede ser esta actividad una oportunidad en el campo después de los acuerdos de paz.

“Si en Centroamérica la caficultura genera ingresos y ofrece un mejor nivel de vida a los centroamericanos, muy seguramente no les atraerá abandonar su país. Para nosotros como presidentes el hecho de que alguien quiera dejar su patria es como una bofetada, pero desgraciadamente flagelos como el narcotráfico pesan en la salida de personas y en la muerte de muchos seres humanos por la violencia que este genera, pero las políticas de seguridad han coadyuvado a volver a la ruralidad y a ver oportunidades en el campo así como crecimiento económico y eso hace que la gente se quede en sus predios y los haga productivos. Yo nací en el campo, soy feliz en él y por eso voy a mi finca a ver mi ganado, así se lo digo a mis hijas cuando salgo los fines de semana”, afirmó.

En materia migratoria existe un Acuerdo de Alianza para la Prosperidad que cubre a los países miembros del Triángulo Norte de Centroamérica, Guatemala, El Salvador y Honduras que quieren disminuir la criminalidad con apuestas productivas y de desarrollo. Esta idea surgió del Plan Colombia y por eso el gobierno de Honduras lo planteó.

Ahora México hace parte de la Alianza, pero lo ideal es que se sumen Costa Rica y Panamá o los que quieran porque se trata de un abordaje regional en aras de mejorar las condiciones de vida en favor de los países que integran esta iniciativa amigable como también de Colombia y Estados Unidos.

En Honduras el grano que ganó taza de excelencia es una variedad nativa conocida como Parainen que viene del término paraíso el cual le dio vida a un parque relativamente nuevo y muy resistente a las plagas.

A criterio del Presidente, el tema de los Brexit y todo lo que tiene que ver con proteccionismo es un asunto que preocupa a la economía en general de la región y en términos de café es un asunto que no hace pensar de manera grata porque no habría demanda para una oferta que crece.

Honduras exporta su grano a Alemania, Estados Unidos y Asia, aunque los productores están trabajando en un ambicioso plan de expansión lo cual incluye la llegada de empresarios con experiencia en agregar valor.

El gobierno de Honduras estima que la globalización es un reto al que no se le puede hacer el quite entre otras cosas porque trae como condición ser más competitivos y en el frente cafetero obliga a la articulación de productores en el mundo que deben poner en el mercado un café con sabor y aroma, pero antes que cualquier cosa sembrado y cosechado por gente feliz a la que se le paga lo justo y a tiempo.