Miércoles, 12 Julio 2017 13:14

Café colombiano, un sabor especial que agrada los días en Japón

Esta empresa de tradición en el país oriental llevó el café colombiano a las tierras del “Sol Naciente” antes de la segunda guerra mundial y la calidad hizo que en medio de las vicisitudes la apuesta no se perdiera.

Por 

El respetabilísimo señor, Tadao Ueshima, se conoce como el padre de la industria del café en Japón ese país imponente, enigmático y próspero de Asia, fue este destacado empresario quien llevó el suave y aromático café a la tierra del sol naciente en 1933 y para dicha de la nación dueña de tres cordilleras y dos mares, el grano que escogió en primera instancia este egregio empresario, fue el colombiano ese arábica de tan inmejorable calidad que incursionaba en el exigente mercado asiático.

Hoy el café colombiano de tan buena calidad y con un valor agregado expresado en tiendas y cultivos de grano especial sigue muy presente en Japón y por eso las empresas expertas que conocen de caficultura y producto llevan ese grano mágico y excelso extraído de las fincas con casas grandes de barandas y balcones de colores a la tierra milenaria de los samuráis, al hermoso país insular.

El encargado de negocios y material de importación de la empresa, UCC Coffee, Daisuke Tashiro, le dijo a Diariolaeconomia.com que un amor y una pasión de gran tamaño por el café hizo que en la ciudad de Kobe un puerto ubicado al oeste de Japón surgiera una cultura cafetera y de consumo que se fue diseminando por todo el país oriental. Actualmente, dijo, la empresa cuenta con ocho plantas de procesamiento en todo Japón en donde igual que en Armenia, huele a café tostado, ese aroma que hace agua la boca.

Daisuke Tashiro indicó que, si bien el mercado fuerte de UCC Coffee está en Japón, la empresa ya logró sacar adelante un plan de expansión por toda Asia al igual que en Europa y con oficinas estratégicas ubicadas en Brasil y Vietnam al igual que con fincas de muy buena producción en Jamaica y en Hawái.

“Somos muy conscientes que tenemos que trabajar más estrechamente con los países productores pues no podemos quedarnos en la comercialización y promoción del consumo sino en promover mejores siembras que cautiven paladares con un grano cada vez de más óptima calidad y con una producción estable y sostenible. Con la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia hemos trabajado mucho en la promoción del café colombiano y las cosas han salido bien”, declaró el señor Tashiro.

Para esta empresa fue muy emotivo participar en la subasta de café en Colombia lo cual sensibilizó a sus representantes y los emocionó porque pudieron entrar en la intimidad del café, en la historia diferente de cada finca y de cada caficultor.

El vocero destacó el tamaño y la importancia del primer Foro Mundial de productores de Café desarrollado en Medellín en donde hay muchas expectativas para los industriales de cara al desarrollo de la caficultura y al reto que asume con este encuentro en donde se habla de mejorar precios, productividad y calidad en el bebestible.

“La verdad tenemos muchas expectativas con lo acontecido en este gran encuentro de caficultores e industriales en Medellín porque hay que escuchar y analizar en principio las inquietudes de las importantes personas del mundo cafetero que se dieron cita en esta ciudad”, comentó Daisuke Tashiro.

Sobre la propuesta que hicieron los productores en el sentido de mejorar los precios para remunerar de mejor manera a los caficultores, el vocero dijo que desde el punto de vista de producir un buen café que sea sostenible para el productor con buenos precios, la firma UCC Coffee está de acuerdo.

“Hablando del mercado japonés es bueno precisar que todavía los consumidores no tienen una consciencia de qué es un café sostenible y nosotros como tostadores tenemos que trabajar justamente en concientizar a los consumidores para ese sistema o esquema de contar con un café sostenible que va desde el productor hasta el consumidor, se estructure y a través de este foro llevaremos inquietudes y sugerencias para poder trabajar de mejor manera en Japón”, apuntó el representante por UCC Coffee en el Foro Mundial de Productores de Café.

Agregó que en el mercado de Japón los cafés especiales también tienen una buena demanda y en esa promoción la empresa lleva más de 20 años, pero dejó claro que lo que se busca desde UCC es que las cosechas sean sostenibles porque el precio del buen café y del que marca diferencias en particular debe pagarse de mejor manera. La idea, sostuvo, es que esa calidad se garantice por varios años y en eso, aclaró, es en lo que la firma nipona quiere trabajar con los productores porque hay que decirles que el consumidor cada vez es más exigente y por ello busca un café de mayor calidad, pero que no termine en una sola cosecha.

Expuso que en representación del consumidor del café de Japón puede asegurar que el café colombiano es muy aceptado por su suavidad y calidad que gusta desde la población joven hasta los hombres y mujeres que saben de la dicha de tomar una sinigual taza de café colombiano, el que mejor trata el sentido del gusto.

De lograr una mayor promoción e incentivar el consumo, con lo hecho hasta ahora, la firma UCC Coffee no se descarta las mayores de un café que tiene reconocimiento, pero del que hay que hablar más para saber de sus orígenes, su trazabilidad, sus características y su producción con lo cual se puede lograr una mayor promoción con el gremio cafetero colombiano.

Con la firma del acuerdo de cooperación económica que rubricarán pronto Japón y Colombia la empresa UCC Coffee hará todo lo posible por aumentar su presencia en tierra colombiana porque con un convenio comercial habría mejores condiciones y la expansión eventualmente podría llegar, aunque aclara la factoría que con la caficultura colombiana ha habido un férreo compromiso de vieja data.