Miércoles, 12 Julio 2017 18:11

La caficultura no puede seguir sufriendo por bajos precios: Fedecafé

Todo un éxito resultó el Primer Foro Mundial de Productores de Café que según los expertos marcó un hito en la historia de la caficultura internacional que podría recomponer el futuro de una economía básica venida a menos.

Por 

Al término del primer Foro Mundial de productores de Café realizado en Medellín el parte de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia fue de total éxito por cuanto se logró reunir a la caficultura mundial para buscar salidas a una caficultura que acusa serios problemas de ingreso.

El evento fue de tal magnitud que el gremio cafetero esperaba algo más de 500 delegados de la caficultura mundial, pero al final la asistencia superó los 1.300 caficultores que no querían perderse de un marco más que ideal para escuchar ideas y lograr una fuerza cafetera capaz de hacer más justo un mercado matizado por la precaria remuneración para los productores lo cual es toda una endemia.

La Fedecafé manifestó que la idea es tener unos cafeteros que produzcan sin problemas y no con ese estrés que producen los bajos precios porque muchas veces no queda plata ni para mercar.

Una preocupación para nada de poca monta es la situación actual de la caficultura que ha venido bajando las siembras por los endebles precios, factor que preocupa porque si llegase una helada a Brasil por las eventualidades climáticas, no habría café para el mundo y con ello el sector estaría en mayúsculos inconvenientes por la posible caída en la oferta.

El Gerente General de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez Vallejo, le dijo a Diariolaeconomia.com que la expresión al cierre del gran foro internacional es que Colombia la saco del parque porque convocó a la caficultura del mundo y por fortuna esta cumplió la cita, lamentando que pese a la gran concurrencia muchos se quedaron por fuera.

Conceptuó que hubo gran profundidad en los análisis lo cual puede redundar en el principio de una solución concertada entre toda la cadena de valor del café porque en primer lugar hay urgencia por solucionar los problemas de la caficultura por el lado del productor y en segundo término para darle más balance a esa cadena de valor con el fin de que al productor le llegue más ingreso.

Vélez celebró algunas manifestaciones solidarias que acompañan ese sentir de pagar mejor el café y dijo que la caficultura está lista para producir grano de inmejorable calidad de manera sostenida. Lo anterior es clara muestra de que se logró llamar la atención del resto de la cadena para que se comprometan con los productores para que se les mejore de manera perentoria el ingreso.

“La gente no se compromete a pagar calidades malas, la caficultura está dispuesta a acompañar el crecimiento del consumo con los mejores cafés del mundo”, agregó el señor Vélez.

Para el dirigente gremial lo ideal es disfrutar la caficultura y no padecerla pues en línea con el profesor Jeffrey Sachs, tomar café produce felicidad y esa misma alegría debería generar la siembra del apreciado grano que es lo que se está buscando.

“A los caficultores que han creído en el trabajo de la Federación, le digo que el trabajo es el de la institución, es decir el de todos los cafeteros colombianos y por eso debemos estar orgullosos porque hoy el mundo está hablando de los productores de café de Colombia porque una vez sale de la Federación, habla de cada uno de los productores que hacen parte de ella”, anotó.

Después del Foro de cafetero de Medellín, Vélez dijo que se marcó un hito en la caficultura porque hoy se puede decir que la historia cafetera del mundo se puede partir antes y después del encuentro porque siempre se dijo que este no era un punto de llegada sino todo un punto de partida para buscar soluciones de manera conjunta.

Indicó que la caficultura no puede quedarse en mirar culpables por la caída del Pacto Cafetero o señalar responsables de una situación jocosa, sino que debe sentarse y trabajar para que todos en la caficultura ganen en cadena, pero de manera justa porque la industria cumple con un trabajo importante, pero igual los caficultores por el enorme sacrificio que debe hacer para cultivar y cosechar grano para que el mundo pueda tomar muy buen café.

Hoy angustia la caída en los términos de intercambio y la menor producción de café que se traduce en una menor calidad de vida de los cafeteros como reza en la declaración final. Los caficultores hicieron un llamado a la industria para que haga correctivos porque la caficultura está a las puertas de una gran crisis por la falta de sostenibilidad en la cadena global.

Los precios, dice la declaración, son demasiado bajos frente a la utilidad de las industrias procesadoras que deben revisar el negocio y atender una urgente corresponsabilidad.

El mundo cafetero, concluyó Vélez Vallejo, debe ser más justo y en él no hay espacio para ganadores o perdedores y mucho menos para ricos o pobres porque todos deben obtener ganancias y felicidad en torno al café.