Lunes, 26 Noviembre 2018 00:44

Extraña anomalía amenaza economía cafetera de Vietnam

Por

En algunas áreas del país, los granjeros han cosechado café robusta que no lleva granos en su interior o que tiene granos más pequeños de lo normal.

Esta anomalía ha reducido las expectativas de que este país asiático vuelva a repetir otra cosecha récord mientras que varios productores disminuyeron sus pronósticos respecto a la producción.

El vicepresidente de la Asociación de Café y Cacao de Vietnam, Nguyen Nam Hai, comunicó que en estas circunstancias el país no conseguirá la producción esperada en este temporada de 1,83 millones de toneladas o 30,5 millones de bolsas.

No obstante, el incumplimiento de esta meta puede ser una noticia buena para los precios referenciales del café robusta, que se redujeron en más de 10% tras conseguir su reciente auge en mayo de 2018.

Los problemas relacionados con las cosechas de café robusta se debieron a las precipitaciones incesantes que ha habido en el país desde julio y que no han permitido a los granjeros alimentar las plantas con bastantes fertilizantes.

"Eso podría haber resultado en la aparición de frutas sin granos o con granos de tamaño pequeño", declaró Tran Xuan Khai, quien es el vicedirector de producción de cosecha y de protección de plantas en el departamento provincial de agricultura de Gia Lai.

Esta anomalía es capaz de obstaculizar los ambiciosos planes que Vietnam ha trazado para el futuro. Según el portal Vietnam Briefing, el país asiático busca convertirse en el productor y exportador más grande de café.

Actualmente, Vietnam ocupa el segundo lugar en la lista de mayores exportadores de café en el mundo, situándose por detrás de Brasil. Muchos expertos creen que el país asiático tiene todo el potencial para adelantar a Brasil en esta lista gracias a su clima favorable y el bajo costo de producción.

La roya sigue potenciándose

La enfermedad conocida como hemileia vastatrix, ha llegado a América Latina y podría dejar sin café por las mañanas a quienes usualmente desfrutan de la bebida. Se trata de un hongo de color anaranjado que debilita las hojas de la planta del café. Las consecuencias serán desastrosas para el continente, el mayor exportador de granos de café del mundo.

El portal estadounidense NPR reveló que hasta 2013 la finca El Valle, una granja familiar al sur de Antigua, en Guatemala, producía unas 65 toneladas de café al año de calidad superior para un reducido número de empresas cafeteras. Un día, en 2012, en la finca apareció un brote de 'hemileia vastatrix' que tiñó de naranja las hojas del café. En 2014, ni una planta se libraba ya del hongo y los cafeteros de El Valle solo cosecharon 12 toneladas. Los años siguientes cosecharon incluso menos. El Valle es solo un ejemplo de lo que podría ocurrirle no solo a Guatemala, sino a todos los países exportadores de café de América Latina, como Colombia.

Josué Morales, un productor de café guatemalteco que colabora en 1.300 plantaciones de café, advierte de que los brotes del hongo al que también se le llama roya sitúan al continente "en la peor de las crisis cafeteras de nuestro tiempo". Así que no es para tomárselo a broma.

América Central está llena de pequeñas empresas familiares de productores de café que venden sus granos a empresas de todo el mundo. Producen en total el 80% del café de la región y son éstas las que están siendo ya golpeadas por el hongo. Cerca del 70% de esas granjas ya están sufriendo el poder destructor de esta plaga.

La enfermedad ya cobró su primera víctima en el siglo XIX, e hizo caer a todo un imperio cafetero. Causó estragos en las plantaciones de café de Sri Lanka en 1879. El país, entonces llamado Ceilán, exportaba al mundo más de 59.000 toneladas de café. Hasta que el hongo llegó a las cosechas procedentes del sur de la isla, desde donde la mano de obra se habría desplazado hacia el norte para trabajar en un sector que gozaba entonces de bonanza. Los agricultores no pudieron hacer nada y la industria cafetera desapareció. Hoy, el país exporta té.

Se sospecha que las plagas que están haciendo estragos en América Central llegaron procedentes de Sri Lanka. Desde la isla, el hongo había llegado por mar a África en la década de 1950. En 1970, cruzó el Atlántico y alcanzó Brasil, desde donde se propagó. La Federación Nacional de Cafeteros de Colombia se está tomando muy en serio el asunto. Ha calculado pérdidas del 80% en las granjas del país.

Durante los últimos años, se logró reducir la incidencia de la plaga en las cosechas de café gracias a las nuevas tecnologías, pero el hongo está ganando la batalla. Como poco se sabe del ADN del hongo, plantarle cara está siendo difícil. Su impacto puede reducirse hasta cierto punto, pero no erradicarse. Los científicos advierten que las variedades resistentes serán un problema durante mucho tiempo. El hongo está evolucionando, explican. Benoit Bertrand, uno de los principales genetistas de café del mundo y miembro de la CIRAD, la organización francesa de investigación agrícola, alerta: "Solo es cuestión de tiempo".

 

Visto 348 veces