Miércoles, 05 Diciembre 2018 21:39

Por clima, una nueva tragedia ronda el mundo cafetero: Vélez Vallejo

Por

Las noticias que llegan de Vietnam y los reportes de daño por roya hacen prever que viene algo grande en el frente fitosanitario que invita a tener las alertas encendidas.

El 86 Congreso Nacional de Cafeteros arrancó con una serie de coyunturas que van desde el cambio climático hasta los precios de remuneración, eso sí pasando por la devaluación y a la expectativa de los anuncios y los compromisos que el gobierno adquiera en materia de infraestructura, competitividad y el famoso y requerido Fondo de Estabilización.

Uno de los temas que más llamó la atención en el lanzamiento de este encomiable evento fue el impacto que puede tener el fortalecimiento de algunas enfermedades y la llegada de otras a los árboles de café como ya pasó en Vietnam y en Centroamérica.

Sobre este punto el Gerente General de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia Roberto Vélez Vallejo, indicó que la situación sanitaria es tan delicada y apremiante que no resulta extraño que un país que produce sesenta millones de sacos de café, eventualmente baje esa producción a treinta millones, afectando la economía de la nación impactada.

Anotó que desafortunadamente el cambio climático se afianzó como la gran amenaza de agricultura y de la misma caficultura ya que resultó más lesiva y agresiva en las zonas tropicales que es en donde se concentra la producción cafetera.

Uno de los interrogantes ante semejante desafío es qué va a hacer la industria ante semejante situación pues al paso en que van las siembras es muy factible que haya menos oferta de café en el mundo.

En su análisis, Vélez Vallejo expuso que el factor climático y el fortalecimiento de enfermedades como la roya puede traer una nueva tragedia en la caficultura en perjuicio de los grandes jugadores del mercado. Sobre ese tema apuntó que ya hay casos lamentables como los de Centroamérica en donde la caficultura pasó de la gloria a la postración.

"Costa Rica que llegó a producir cuatro millones de sacos de café, hoy esta en 600.000 sacos, El Salvador que registró otrora 3.5 millones de sacos se desplomó hasta los 500.000, lo anterior sin contar qué pasó en México y el Honduras, esto dice que por líos fitosanitarios y de clima, hay países que están saliendo de la caficultura", declaró el señor Vélez Vallejo.

El dirigente gremial consideró muy delicado lo de Vietnam en donde la cosecha está en alto riesgo por la precaria producción y el daño en los cafetos que no retoñaron con grano o el que salió fue de muy baja talla. Anotó que han surgidos inquietudes sobre quien podría reemplazar a Vietnam, pero aseguró que ahora China ingresó al mapa de productores del grano con lo cual la incertidumbre en el mercado aumenta.

Al abordar el tema de la fortalecida roya del café, Vélez Vallejo dejó claro que el problema sigue latente toda vez que hay un inconveniente que está acabando con el negocio cafetero. Advirtió que cualquier adversidad que experimente un país productor de grano le pegará a la economía mundial.

Dijo que en el frente de roya, el problema no es menor porque el cambio climático fortaleció este hongo que en muestra grandes infestaciones en la Variedad Colombia. Comentó que Colombia y la caficultura mundial están en plena guerra con la roya lo que explica porque se han ganado algunas batallas, pero no el inconveniente de raíz porque la guerra de la que se habla es sin cuartel. Explicó que amén de los problemas Colombia tiene unos niveles de roya controlados gracias al trabajo de Cenicafé.

Recalcó que el gran problema de roya se vive en el contexto internacional en donde la enfermedad está haciendo estragos.

"Hay que ver lo que pasó en Honduras en donde trabajaron en un café con resistencia a la roya, pero la enfermedad apareció con mayor fuerza y quebró dicha resistencia", afirmó el Gerente de la Federación de Cafeteros.

Uno de los factores que brinda tranquilidad es que en Colombia está el Centro de Investigación del Café, Cenicafé, que sigue apostándole a nuevas variedades con alta resistencia y haciendo de la actividad algo confiable y rentable, pero sin dejar de lado que cuando los males llegan, no tienen piedad tal y como se ha visto con algunos países que ya no están en el radar del mercado.

"Insisto, se lo he dicho a la industria, no se cuando, pero lo cierto es que algún día va a pasar una tragedia de esa índole sanitaria en algunos de los países grandes, y ojalá que nunca le toque a Colombia, pero va a pasar y eso genera alarma porque nadie dimensiona un choque climático en Brasil en donde su producción no sea de sesenta millones de sacos sino de treinta, o un reporte en otro país que baje la oferta y nos ponga a tomar aromática", dijo el zar del café.

Sobre el clima esperado para 2019, Vélez dijo que se espera un fenómeno de El Niño controlado y con duración corta, es decir hasta marzo o abril lo que permitirá un buen estrés hídrico.

El gremio hablará con el ejecutivo sobre temas ya conocidos como los 100.000 millones de pesos que el Presidente Iván Duque puso a disposición de los cafeteros una vez tomó posesión y con lo cual contribuyó para amainar la crisis cafetera.
Especificó que esa plata debería quedarse en el Fondo Nacional del Café porque prácticamente no se ha utilizado, pero que a futuro demanda la mejor destinación.

Otros temas tienen que ver con la financiación de vías terciarias o de la competitividad así como con el apoyo para el asunto de las pensiones de la Flota Mercante Grancolombiana, pasivo que suma 55.000 millones de pesos por año.

"Nosotros vimos con buenos ojos el hecho que el ejecutivo asumiera el pasivo pensional de Electricaribe y por eso también queremos que este tema sea mirado porque los pensionados de la Flota tienen derecho a esas pensiones lo que no nos queda claro es que la fuente de esa obligación venga del Fondo Nacional del Café", consideró.

Dijo que igual se necesitan recursos para seguir con la renovación cafetera y apoyo para seguir con la diplomacia cafetera hacia el exterior porque hay que incentivar a la industria a hablar con los productores y procurar optimizar el ingreso de los productores.

La gran apuesta cafetera dijo Vélez Vallejo está por el lado de los microlotes y los cafés especiales porque hoy Colombia es el país líder en la producción de ese tipo de café con alto valor agregado. Es por ello, manifestó, que las grandes cafeterías del planeta tienen como gran proveedor y socio a Colombia. Reveló que actualmente, más del 50 por ciento del café que exporta Colombia va a segmentos en donde se paga mejor el grano pues no en vano la prima del café colombiano con relación a la Bolsa de Nueva York está 20 centavos por encima lo que es bueno saber porque muchos pueden creer que hay abundancia de café en el mercado al ver los granos segmentados por categoría, pero al analizar el tema Colombia lo que se nota es que hay escasez lo que explica porque los tostadores pagan una prima adicional.

Sobre la reforma tributaria o ley de Financiamiento, el vocero aseguró que los productores ya respiran porque al eliminar la extensión del IVA para el grueso de la canasta familiar, las comunidades agrícolas están más tranquilas porque indiscutiblemente no pueden llevar el peso de una reforma de ese tamaño, aclarando que todos quieren contribuir, pero como en todos estos asuntos, hay que esperar y ver como termina todo.

La Federación de Cafeteros agradeció el concurso de la mano de obra venezolana que al llegar a la recolección le tiró un salvavidas a la caficultura que logró estresarse porque los recolectores nacionales se fueron del oficio o migraron para otros sectores. Vélez dijo que esta solución podría ser momentánea si Venezuela logra superar la crisis y repatriar a sus connacionales.

El año que viene podría ser mejor en materia cafetera toda vez que no tendrá las presiones de mercado de Brasil lo que deja ver un 2019 más tranquilo y una industria con indicadores de crecimiento que pueden acompañar la rentabilidad del caficultor primario.

Finalmente Vélez Vallejo dijo que Colombia es un país de muchos baldíos en donde prosperan plagas que atacan el agro, problemas sociales y una menor competitividad de no lograse entregar esas tierras a manos verdaderamente productivas.

"El tema de tierras si que es un tema del interés del ministro de Agricultura que viene haciendo un trabajo fabuloso para empezar a darle formalización a la tierra y empezar a ver, no solamente el tema de baldíos sino de posesión porque hoy hay un gran porcentaje de cafeteros en Colombia que no tienen títulos de propiedad de sus tierras, luego allí hay que hacer un trabajo grande por lo que no es poco lo que no es menor el reto de la Agencia Nacional de Tierras, ANT", concluyó el Gerente.

Colombia espera una cosecha cafetera de 13,8 sacos de café que se calcula pueden valer 6.5 billones de pesos en promedio, una cifra inferior al dato del año anterior cuando el reporte fue de 14.3 millones de sacos, una caída del 19 por ciento que ven con tristeza las 550.000 familias cafeteras.

 

Visto 209 veces