Este municipio, el mayor productor de grano de Colombia le está apostando al café con valor agregado y es por eso que sigue marcando su historia con letras, o mejor, con tazas de oro.