Se trabajará en la adopción de prácticas de agricultura climáticamente inteligentes para reducir emisiones de carbono, evitar deforestación, mejorar el uso del agua, a la vez que aumentar la calidad del grano y la productividad de las fincas.

Publicado en Tomemos Café