Independiente de la resistencia y los rendimientos que está ofreciendo la variedad Castillo, el café Caturra, ese de toda la vida, está volviendo con mayor impulso y con mejor sabor y aroma.

Los arroceros de este municipio manejan conceptos de alta competitividad y productividad, pero quieren entrar en la onda del programa AMTEC. Los labriegos, preocupados ven en su patrona la única salida.