El país perdió autosuficiencia y por más que llegue un gran descubrimiento pasarán más de cuatro años en acondicionarlo para su explotación.

Este municipio de Cundinamarca tuvo una vocación agrícola de grandes magnitudes, pero hoy es un balneario que vive del turismo, el comercio y el rebusque. Las tierras que producían alimento, hoy son condominios.

Estas personas llevan una existencia complicada que se mueve en torno a las cosechas del apreciado grano. Muchos tienen como gran compañía la soledad porque el entorno familiar debe relegarse por su duro trabajo.

Reducción de ganancias de los productores oscila entre el 11% y el 16%. Inmovilización está programada desde el próximo seis de junio.

En América Latina existen cinco millones de tiendas de barrio de las cuales en Colombia se encuentran 340 mil, que al año compran más de 45 millones de pesos sólo en frutas y verduras.