Jueves, 06 Abril 2017 16:24

HUV salió de cuidados intensivos y está en franca recuperación

Por

La liquidación de este centro hospitalario parecía inminente, pero decisiones administrativas permitieron que esta entidad de salud lograra salvarse.

Luego de cinco meses de someterse a la Ley 550, el HUV comenzó a mostrar signos de vitalidad; por ejemplo, la recuperación de servicios, el aumento de pacientes y la finalización de cuatro de las seis alianzas estratégicas, son algunos de los avances significativos.

El hospital realiza consultas de medicina especializada, electivas y urgentes, consulta de medicina general urgente, odontología, exámenes de laboratorio, imágenes diagnósticas, partos, terapias y cirugías.

También se logró pagar la totalidad de los salarios atrasados a todos los empleados del Hospital a corte de marzo, incluyendo primas, que era uno de los grandes dolores de cabeza en administraciones anteriores. Durante el 2016, la junta directiva del Hospital Universitario autorizó la firma de un plan de desempeño entre el Hospital y la Gobernación del Valle, lo que le permitió al departamento girar 20.000 millones de pesos y ponerse al día con los salarios de los trabajadores, entre los de planta y agremiaciones.

A pesar de que al final de año el HUV tuvo dificultades debido al reintegro de 171 trabajadores oficiales por un fallo judicial, la institución ha logrado el pago permanente de los trabajadores para garantizar el funcionamiento del centro asistencial.

En octubre pasado cuando la Superintendencia Nacional de Salud avaló el ingreso del hospital a la Ley 550, se presentó una matriz para el pago de las deudas a siete años y compromisos de una facturación y productividad por 14.000 millones de pesos mensuales para cumplir con esas acreencias. Un ahorro de 40.000 millones de pesos anuales.
Sin embargo, la orden de reintegrar a los trabajadores oficiales (que incrementaba los costos en 7.800 millones de pesos) obligó a presentar otra matriz; es decir, establecer el pago de las acreencias por 286.000 millones de pesos a 13 años, más un año de gracia, escenario que aún está pendiente por definirse.

La entrega de medicamentos, que era en el pasado otro de los dolores de cabeza, también se superó y este servicio se presta en la actualidad sin contratiempos.

Surtidas dos, de las tres etapas de la Ley 550, donde se definió la Promotora gracias a la cual se determinaron las acreencias y los derechos de voto de los acreedores, la siguiente etapa es la firma del acuerdo por parte de éstos.
Con las medidas de choque, se han invertido más de 183 mil millones de pesos, con lo cual se frenó cualquier posibilidad de liquidación del HUV.

Las cifras de recuperación del HUV también se ven reflejadas en la facturación del primer semestre del 2017. Sumados los tres primeros meses de este año por facturación se alcanza a 41.870 millones de pesos, frente a 36.511 millones del 2016.

La facturación presenta un crecimiento positivo, teniendo en cuenta que de julio a octubre del año anterior se hizo la facturación que se había dejado de realizar, y que a partir del mes de noviembre la misma se refleja en el proceso del hospital de manera efectiva. Esto es, también, resultante de la dinámica de la producción del área asistencial, más los cortos rezagos de meses anteriores.

Así las cosas, se puede observar su incremento de facturación en el primer trimestre de la vigencia del 2017. Igualmente, el recaudo presenta un balance favorable, al pasar de 40.488 millones de enero, febrero y marzo de 2016 a 55.412 millones en el mismo periodo de 2017, con una recuperación de cartera de 14.924 millones de pesos.

El recaudo del primer trimestre del presente año representa el 46% del total recaudado en la vigencia anterior, demostrando que las medidas implementadas dentro del proceso de Ley 550 dan óptimos resultados, lo que permite proyectar un crecimiento importante, mejorando el flujo de caja del hospital.

Para la Gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro, acudir a la Ley 550 fue la única fórmula posible para mantener abierto el Hospital. De lo contrario, ya estaría liquidado.

Aunque el parte sobre la viabilidad del HUV es ampliamente favorable, el trabajo que resta por adelantar demanda mucha responsabilidad, para que en un tiempo prudencial esta entidad de salud no entre de nuevo en zona de riesgo.

 

Visto 416 veces