Martes, 05 Junio 2018 12:56

Educación técnica laboral en Colombia: Mito o Realidad

La educación técnica laboral, llamada formación para el trabajo y desarrollo humano podría ser la solución al alto porcentaje de desempleo que existe actualmente en el país.

Por 

Muchos egresados universitarios ubicados en sectores para los que no se formaron, con salarios inferiores a los que se esperan, con una recuperación de la inversión a muy largo plazo y muchos otros desempleados son una clara evidencia de que la educación en el país, requiere intervención y articulación de forma inmediata.

En Colombia aún existe la creencia de que estudiar un programa técnico laboral es de bajo status social, que lo mejor es estudiar un programa de educación superior, siendo el sueño de la gran mayoría de jóvenes y padres, quienes incluso se endeudan en grandes cantidades, para pagar la educación de sus hijos esperando un retorno de la inversión en pocos años, siendo otra la realidad.

Lo que la gran mayoría de personas desconoce es que estudiar un programa técnico laboral en una buena institución de formación para el trabajo y desarrollo humano, tiene únicas y grandes ventajas, por ejemplo:

Una vez se finaliza el grado noveno, inmediatamente puede iniciar sus estudios técnicos laborales. Es una formación práctica y al grano, con poca teoría. Se tiene la opción de hacer prácticas empresariales donde se aplica lo que se está estudiando. Generalmente las prácticas como aprendices son remuneradas.

La inversión de los programas técnicos laborales generalmente es muy baja, se recupera en pocos meses de trabajo, lo que para un programa de educación superior conlleva varios años de recuperación.

La posibilidad de empleabilidad es mucho mayor a la de un egresado universitario, por la pirámide organizacional que requiere un numero mayor de técnicos que de profesionales.

La educación de calidad es fundamental para generar movilidad social y económica en Colombia, en la Corporación CICCE, una institución colombiana líder en educación para el trabajo y desarrollo humano se trabaja por alcanzar el pleno desarrollo de las capacidades de las personas, permitiéndoles adquirir y potencializar habilidades que les permita romper barreras y esquemas en un mundo tan globalizado, exigente, competente y con cada vez más desempleo.

La educación debe estar alineada con los objetivos de la educación técnica en el mundo y con los de desarrollo sostenible que son, fin de la pobreza, educación de calidad , igualdad de género, trabajo decente y crecimiento económico, reducción de las desigualdades y formación técnica laboral.

Para nadie es un secreto que el aprendizaje teórico es más fácil de olvidar que la formación que se basa en el hacer, es por eso que la formación técnica laboral cobra importancia por que los estudiantes, aprendices practican en las herramientas del mundo laboral, trabajan en tiempo real en el oficio que están aprendiendo, todo esto aunado a los convenios con empresas donde los estudiantes aplican lo que aprenden en el aula de clase o talleres en la empresa donde hacen la práctica, acercando a los jóvenes a la realidad empresarial y laboral.

En instituciones educativas dedicadas a la formación técnica laboral como la Corporación CICCE, entidad que le apuesta a esta clase de educación técnica laboral como alternativa válida para la construcción de una mejor Colombia, se ha trabajado por que los programas de aprendizaje cumplan los estándares de calidad vigentes en el campo educativo y empresarial, trabajando por desarrollar el talento a partir de la práctica, es decir, orientando el aprendizaje hacia el ser y el hacer. No es ser guardianes del conocimiento, sino guías que ayudan a las personas a mejorar sus habilidades y así ofrecer, lo que su entorno laboral y empresarial requiere para dinamizar la economía personal, familiar y del país.

Es importante reconocer que la educación técnica laboral hace parte del sistema educativo colombiano y es tan valioso y fundamental como los demás niveles que existen en el país.

Otra de las grandes ventajas que tiene la realización de una carrera técnica laboral es que en la actualidad un gran número de universidades reciben a los egresados de instituciones de formación para el trabajo y desarrollo humano certificadas en calidad, para que continúen su ciclo propedéutico de formación superior hasta el nivel que deseen.

Para que todos los sectores puedan disponer de personal cualificado que cubra las diferentes áreas empresariales, mezclando confiabilidad con creatividad, técnica con habilidades blandas para la resolución de problemas y actualización constante en todos los aspectos, el modelo de educación en Colombia debe abandonar viejos hábitos perjudiciales con tal de evolucionar y adoptar maneras alternativas de articular el ser y el hacer. Se ha sugerido que la formación por competencias opera desde estos tres aspectos: el conocimiento teórico y práctico, los componentes que permiten el desarrollo de una actividad o la creación de un objeto; el desempeño, la pasión y voluntad con las cuales se ejecuta la acción, y el producto y/ o servicio, el resultado del trabajo cuyo principal objetivo es servir al bien de la comunidad.

Por lo anterior es importante la articulación entre los diferentes sectores productivos con las instituciones educativas, cambiar el paradigma que existe hacia la educación técnica laboral y verla como una gran oportunidad a la que todas las personas pueden acceder como el mejor camino para iniciar la ejecución de su proyecto de vida.