Miércoles, 27 Junio 2018 20:56

Que la ptosis palpebral no dañe una mirada sana

Cuando el párpado superior sufre una caída excesiva generando que se cubra total o parcialmente la pupila se diagnostica como párpado caído o ptosis.

Por 

La afectación total o parcial de la visión que disminuye la calidad de la misma, es una de las consecuencias más importantes de la ptosis, también conocida como párpado caído. Esta enfermedad producida por múltiples causas, entre las más frecuentes, el envejecimiento, afecta en su mayoría a la población adulta.

Cuando el párpado superior sufre una caída excesiva generando que se cubra total o parcialmente la pupila se diagnostica como párpado caído o ptosis. Esta condición, de acuerdo con el Centro Dermatológico de Barcelona Institut Català de Retina ICR, incluye dentro de sus síntomas reducción del campo visual, producción de cefaleas o dolores de cabeza recurrentes, contracturas del cuello debido a la necesidad constante de elevar la cabeza para mejorar el campo de visión

Los factores que producen este fenómeno incluyen, además del envejecimiento, el debilitamiento del músculo que sostiene el párpado; puede surgir también como consecuencia de una cirugía ocular o ser el resultado de una enfermedad, como por ejemplo, la diabetes.

Aunque la ptosis se presenta principalmente en personas en edad adulta, también puede darse desde el nacimiento, situación a la que se le denomina ptosis congénita. Condición que de no llegar a tratarse a tiempo puede producir en los menores, pérdida de visión.

¿Cómo diagnosticar la ptosis?

La condición de párpados caídos puede presentarse en uno o ambos ojos. El oftalmólogo es el especialista encargado de realizar el respectivo examen para determinar la causa del padecimiento. Dentro de las pruebas diagnósticas resaltan realización de un examen con lámpara de hendidura, examen de campo visual

¿Cómo tratar los párpados caídos?

De acuerdo con la Academia Americana de Oftalmología el tratamiento que generalmente se le da a la ptosis adulta es la intervención quirúrgica del párpado o blefaroplastia. Dicha operación consiste en eliminar la piel del párpado superior y tratar el músculo que permite elevar el párpado.

El objetivo de dicha cirugía es despejar el eje de visión así como mejorar a nivel estético la apariencia que genera la ptosis.

Novedosas alternativas

En la actualidad los pacientes tiene la opción de procedimientos basados en la tecnología plasma exéresis que no generan riesgos como los que puede producir una cirugía tradicional. Es una terapia no invasiva que se utiliza con frecuencia para eliminar con precisión los signos del envejecimiento, como lo es la ptosis.

El procedimiento está inspirado en una tendencia mundial llamada Soft Surgery o cirugía suave como filosofía de rejuvenecimiento sin necesidad de sangrado o riesgos.

De acuerdo con el doctor Mauricio Herrera, Cirujano Plástico, ésta alternativa es utilizada también en otros procedimientos como Lifting epidérmico de cara y cuerpo, corrección de las arrugas peri-bucales (código de barras); extracción de fibromas, fibrosis, nevos, verrugas, lunares, queratosis, manchas de acné, discromia; reducción de cicatrices de todo tipo (acné, golpes, accidentes, cirugías, queloides); desvanecimiento de estrías periumbilicales, abdominales, etc.; lifting de rodilla, codo, ombligo, brazo y tratamiento de acné activo, entre otros.

Gracias a la tecnología que utiliza, no se causa daño en el tejido circundante ni en la dermis y puede implementarse en zonas sensibles, como el área circundante de los ojos (periorbitaria), sin causar sangrado ni cicatrices.

Además, permite manejar patologías y pacientes que presentan condiciones que le impiden someterse a las cirugías tradicionales o cuyas enfermedades no pueden ser tratadas fácilmente con otras tecnologías. Esto debido a que dicho procedimiento no requiere de ninguna preparación especial, solo se necesita aplicar anestesia tópica 30 minutos antes de la intervención.

La ptosis es una condición que no cuenta con unas normas para su prevención pero que puede detectarse y tratarse a tiempo antes de que haya una afectación significativa en la visión.