Domingo, 26 Agosto 2018 08:39

Farmacéuticas, viables con reglas de juego claras: Scandinavia Pharma

Por

Esta empresa es líder en el mercado de los protectores solares y en otras líneas de medicina. El cáncer de piel se puede prevenir.

En medio de los grandes debates que generó la negociación de los tratados de libre comercio, entidades como Misión Salud, Médicos sin Fronteras y gran parte del cuerpo médico colombiano, advirtieron que la atención médica podría verse afectada si el gobierno de turno permitía que las multinacionales de la farmacia les pusieran talanqueras a los laboratorios nacionales que desarrollan productos genéricos.

El tema del uso de patentes y de moléculas encendió las alertas en varias empresas transnacionales que no querían ceder los derechos a las firmas farmacéuticas de Colombia, pero igual en toda una comunidad que fue inquietándose ante la eventualidad de tener que enfrentarse a medicamentos más costosos y a no poder financiar enfermedades de mucho valor como el cáncer, el sida y otras.

En diálogo con Diariolaeconomia.com, el Gerente General de Scandinavia Pharma, Claudio Ferrari, indicó que al hablar exclusivamente de protección de patentes, lo cierto es que se trata de un tema trascendental para la propia industria motivo por el cual tienen que existir unas reglas de juego claras y unos beneficios expeditos para que la industria pueda invertir, desarrollar y apostarle a la innovación en un esquema que le permita tener un retorno de la inyección de capital que suele ser muy alta y la cual demanda mucho tiempo.

A criterio del médico y directivo de Scandinavia Pharma, lo que sucede es que no se puede estar ni a favor ni en contra, pues allí debe manejarse siempre la escala de grises, y en eso dijo, hay toda una tarea por hacer porque una cosa es tener una protección sobre una innovación y otra que finalmente ese desarrollo termine usándose como una herramienta para ponerle trabas al desarrollo de genéricos, lo cual muchas veces sucede, principalmente cuando es generada una primera patente sobre la molécula y después, cinco años adelante, se genera una patente sobre la ruta de síntesis o sobre asuntos que a veces rayan mucho con la innovación, que en otros mercados no se permite y en Colombia se utiliza como una forma de seguir fomentando un bloqueo a la competencia.

“Tenemos que entender el equilibrio y obviamente al final se trata de poder llevar salud a la población y que haya mucho más acceso a los productos, lo cual es clave en un acertado y debido trabajo porque de todas formas hay que entender la realidad de nuestros países que no es la misma que la de los países desarrollados, entonces el acceso a los medicamentos debe tener cierto equilibrio. Yo creo que estamos todos en lo mismo en este asunto, y no se trata de ver el tema en blanco y negro sino de entender los matices y que al final haya un beneficio para la comunidad que verdaderamente lo merece”, apuntó el señor Ferrari.

Si bien el tema ha tenido su grado de complejidad, Ferrari dice que las patentes deben articular la industria de la farmacia en el mundo y propender por desarrollos y producciones que impacten favorablemente a la salud. De todas maneras dejó claro que el problema con la licencias es si se usan bien o se usan mal, como todo en la vida.

De manera tajante, Claudio Ferrari, enfatizó que la industria de la farmacia, en el eslabón que sea, no puede romper las reglas de juego pues caso opuesto las tiene que definir bien y de manera clara. Recalcó que es importante que haya una protección a la inversión y al desarrollo para innovación, ésta, en su opinión, debe ser justa y lógica, sin ningún tipo de excesos.

La alarma por los TLC y los pretendidos Transpacífico siguen encendidas porque el libre comercio y las negociaciones que imponen las potencias económicas, no dejan de ser motivo permanente de debate y el asunto es tan cierto que con la Alianza Pacífico, hay grupos empresariales agremiados en Asinfar, grupos de laboratorio y representantes gubernamentales que siguen revisando cada una de las situaciones porque de hecho el tema debe ser bidireccional.

“En el momento en el que yo abro una puerta, tengo como primera medida tener claro que ésta debe abrirse de la misma forma hacia el otro sitio, lo cual es clave porque las regulaciones generalmente no son las mismas, podemos hablar del tema fitoterapéutico, por ejemplo, o muchos otros. En ese sentido hay que decir que México tiene unas condiciones y Colombia otras, lo cual invita a que sean equitativas porque de lo contrario, todos los productos podrían venir del país azteca, pero el colombiano no podría llegar a ese país”, anotó Ferrari.

Agregó que lo mismo sucede con los estudios de bioequivalencia en donde México exige esos estudios hechos en su territorio, luego eso conlleva a una inversión adicional y exclusiva para ingresar a ese mercado lo que no tienen que hacer ellos para estar en el mercado colombiano. En este punto precisó que ese tema siempre ha estado y estará porque la apertura del comercio es algo positivo que desde el escenario de Scandinavia Pharma que es un potencial exportador se mira con respeto, pero con equilibrio.

Otro asunto en la industria farmacéutica es que debe ser competitiva para la exportación y en ese frente Colombia tiene mucho por hacer porque hay falencias de tipo logístico, factor que pide a gritos las obras 4-G para acercar los productos del sector farmacéutico al mundo. El punto no es menor toda vez que hoy llevar un producto de Bogotá a Cartagena, vale más que trasladarlo de Cartagena a China. Con ese tipo de restricciones, aseveró el directivo, pueden abrirse muchas puertas, pero con el lastre como amable de no ser competitivos.

El tema tributario, expresó, igual llama a la reflexión porque cuando se hace empresa hay que entender que la competencia es con el mundo y justo en ese momento se requieren condiciones que hagan al país competitivo y si los impuestos empresariales son mucho más elevados que en otros mercados, a cualquier inversionista extranjero le resulta más atractivo irse a otro país, a desarrollar sus productos a erigir la planta de producción y a direccionar el mercado desde allí que desde Colombia.

“Vemos con muy buenos ojos las intenciones del gobierno de darle una mano a la industria para bajar la carga impositiva y así coadyuvar con la competitividad de la industria lo cual redundará en más puestos de trabajo, en más desarrollo y en mayores posibilidades para los colombianos que no tendrán que irse de su país porque encontrará posibilidades en su terruño”, añadió Claudio Ferrari.

El capítulo China no trasnocha a la industria de la farmacia porque el gigante asiático es muy fuerte en principios activos o materias primas. China puede ser quizás, el más grande proveedor de insumos de los laboratorios a nivel mundial, pero aún no es tan fuerte en producto de farmacia terminado o en medicamentos como sí lo es India que a la fecha es toda una potencia en medicamentos.

Los retos de la farmacia no son pocos

Ante contextos complejos como el cambio climático, la resistencia microbacteriana, la mutación y las transformaciones de entorno, los retos para la farmacia no son de poca monta porque hay que seguir apostándole a la innovación. Para el caso de Scandinavia Pharma, ese trabajo es fundamentalmente en termo-cosmética que es en donde hay mayor capacidad de innovar.Su Gerente General aseguró que el tema es claro porque la innovación no puede parar y menos en los mercados regionales en donde a diario surgen nuevas oportunidades, es decir que el camino de la innovación y el desarrollo es claro en la empresa.

“En el área de medicamentos genéricos de marca nuestro objetivo primordial es seguir apostándole a la máxima calidad y a la competitividad, es decir que nuestra función sea hacer más accesibles los medicamentos a la población y para ello necesitamos economías de escala. Por fortuna hoy somos un grupo sólido y con un tamaño que nos permite competir con mucha fuerza en la región y para ello se requiere día tras día, una mayor dimensión tanto a nivel productivo, como regulatorio, de controles de calidad y de desarrollo”, expuso.

Las nuevas enfermedades y el tema de las infecciones, afirmó el facultativo, es un asunto crítico, muchas veces asociado al mal uso de antibióticos. Según Ferrari el problema es cultural porque muchas madres que llevan su hijo al pediatra no salen felices del consultorio sino les recetaron a sus retoños el antibiótico, es decir que hay presiones que nacen inclusive en los hogares. Lo malo del cuento es que si se trataba de una infección viral, tan solo se favorece a la resistencia bacteriana que se afianza como el gran problema porque ello obliga a desarrollar nuevas medicinas y a adelantar muchísima investigación local, que es casi que una deuda científica regional porque lamentablemente los estados, los médicos y la farmacia se han quedado con lo que viene de afuera.

El llamado no es mínimo porque cada país tiene sus particularidades y en ese contexto, Colombia tiene graves inconvenientes de resistencia bacteriana. La realidad es una, dijo el Gerente general de Scandinavia Pharma, porque es un hecho en el entorno, en la práctica médica y por ello la empresa trabaja muy duro para lograr adaptar la producción de medicamentos y soluciones al medio.

La contracción tocó la farmacia

El enfriamiento de la economía motivado por una subida considerable en los tipos de interés y por unas medidas tributarias que terminaron destruyendo empleo y acabando con la confianza del consumidor, igual impactó a la industria farmacéutica que vio un segundo semestre de 2017 y la primera mitad de 2018, como periodos difíciles.

No sobra decir que Scandinavia Pharma tiene un mercado farmacéutico que si es observado por la auditoría IMS, a finales de 2016 crecía a tasas del 16 por ciento, los datos del año corrido dicho crecimiento varió hasta registrar un lánguido 1.8 por ciento, lo que muestra una caída muy fuerte y un golpe durísimo para el grueso de la industria. Aparte de todas las medidas económicas adoptadas para cubrir el déficit petrolero, Colombia experimentó igual quebranto en las cifras de salud a lo cual se sumó el considerable problema de cartera.

“Esperamos con optimismo que el nuevo gobierno atienda el gran déficit de la salud, poniéndole un punto final y un punto de inicio al inconveniente porque se trata de algo muy serio que demanda soluciones inmediatas. La situación no es fácil porque aparte de ese canal institucional, el canal comercial privado se ha visto muy golpeado, la verdad no ha sido un año amable, pero nos consuela que venimos creciendo por encima del mercado, dejándonos en ese confort que entrega el hacer las cosas bien. La verdad vemos tiempos mejores porque y hay algunos indicios, que ojalá se cristalicen, y es todo lo que conlleva a solucionar el sector salud y también porque en líneas generales, la economía del país se está viendo mucho mejor”, dijo.

El consumo está creciendo, aseguró Ferrari, hay más confianza en el consumidor y los productos de la empresa reportan mejor dinámica lo cual invita a soñar más si es analizado el tema de tasas de interés, del PIB y la inflación, aspectos macroeconómicos que están bajo control. Si bien hay desafíos, subrayó, el panorama a corto y mediano plazo se ve con mayor optimismo.

Las EPS y la salud tienen una deuda astronómica con la industria de la farmacia, acreencia que se mide en billones de pesos. Unos hablan de cuatro, otros de seis y algunos de siete billones, pero la cifra exacta no ha sido determinada sin que ello diga que el lío no es considerable. El tema necesita celeridad porque de no haber eco el circuito no fluye y al final habrá un perjudicado que es el paciente, que no es lo que la industria quiere.

Una empresa con historia

Scandinavia Pharma es una empresa que logra afianzarse en Colombia tras la absorción de dos compañías, Scandinavia y Medigel que pasaron a ser parte del Grupo Roemmers. Con Medigel quedó cubierta toda el área de dermatología que es la gran fortaleza de la empresa. Hoy Medigel es una línea más del grupo farmacéutico, pero además es una oferta de la firma para América Latina.

La empresa inicia sus labores a comienzos de los años noventa que fue el punto de partida para desarrollar lo que hoy es Scandinavia que hizo parte del Grupo Roemmers y luego al Grupo Megapharma, este último de perfil multilatino con cuatro de sus oficinas corporativas en Uruguay.

El Grupo conformado y consolidado hoy permite la presencia en toda la región ya que exporta productos a 16 países, principalmente de dermatología, sin dejar de lado otras líneas de gran demanda en el mercado de la salud. Esta firma lleva 20 años de desarrollo y de crecimiento tanto en Colombia como en el resto de la región.

Esta prestigiosa firma produce igualmente medicamentos genéricos de marca y licencias en vista que cuenta con varias autorizaciones de compañías europeas, básicamente francesas, inglesas y alemanas. La firma cuenta con distintos centros de desarrollo y producción de genéricos de marca para Latinoamérica.

“Hoy tenemos productos propios, fundamentalmente en lo que se refiere a dermatología, en el área cosmética contamos con todo un potencial de innovación porque en ocasiones cuando pensamos en pharma, nos quedamos únicamente en los medicamentos. La capacidad de creatividad, invención y de desarrollo que hay en Colombia y que nosotros estamos llevando a toda la región con el área dermatológica, es muy fuerte”, expuso Ferrari.

El cáncer de piel ronda, la prevención no debe quedar en la playa

El cambio climático, el daño en la capa de ozono y la exposición a los rayos solares han hecho que las afectaciones en la piel sean permanentes y de alguna manera alarmantes en vista que el Scandinavia Pharma logró desarrollar productos de comprobada calidad que no solamente sirven para prevenir o bloquear los rayos que vienen del sol sino que tiene en dermatología una gama amplia de productos por cuanto este tipo de medicina es el área terapéutica número uno del grupo. Es por ello que hay un número importante de referencias de productos dermatológicos que van desde medicamentos, obviamente corticoides, productos para el acné entre otros, hasta dermocosméticos y cosméticos.

“En el área dermatológica somos líderes y muy fuertes en protección solar con Umbrella, que es un producto de origen colombiano. El equipo de innovación y desarrollo de este producto está en Colombia, pero de hecho trabaja en línea con el equipo corporativo, según las necesidades de los diferentes mercados, pero la innovación, el desarrollo y la producción se hacen en suelo colombiano desde donde es exportado a toda la región”, dijo el médico.

El asunto de las enfermedades catastróficas no es ajeno al Grupo más si se tiene en cuenta que después del cáncer de mama, el segundo más frecuente en Colombia es el de piel, lo cual siendo preocupante, es una patología que se puede combatir. El lío tiene varias aristas y en principio la condición de país tropical en donde hay una enorme incidencia de rayos solares. Otra explicación a esta enfermedad que copa las divisiones de oncología, tiene que ver con la altura en la que están ubicadas varias ciudades pues a mayor elevación más alto es el riesgo por el impacto de la energía directa.

De igual manera, comentó Claudio Ferrari, hay un problema y es la falta de educación preventiva que conlleve al uso de la protección solar, razón por la cual sugirió trabajar mancomunadamente en campañas en donde el gobierno, en cualquier país de la región, haga parte de un frente para combatir este agudo problema que afecta a muchísimas personas.

Lamentablemente las personas consideran que la protección solar es única y exclusivamente para ir a la piscina o cuando hay manera de ir a la playa. Lo que la gente ignora es que el sol sale a diario, emite rayos ultravioleta que inclusive traspasan los vidrios de coches y hogares. Lo anterior dice que el uso de protectores solares debe promoverse como un hábito de uso diario.

“Aquí no podemos quedarnos solo en educación sino en entender también al consumidor, y eso es gran parte de los que hacemos con el desarrollo de Umbrella hoy. El asunto es, no solamente darle lo mejor en protección solar, en tecnología y en calidad sino en orientación ya que no son alentadoras las últimas evidencias científicas de impacto que tienen los rayos ultravioleta A y B en la salud humana como también la luz artificial, las pantallas y los celulares. Igual reserva hay con la radiación infrarroja. Al usuario hay que darle herramientas para que este se sienta vinculado con el producto y lo adecué a su estilo de vida, pudiéndolo usar todos los días”, dijo el Gerente General de Scandinavia Pharma.

Con el desarrollo de Umbrella URBAN es posible usar protección solar a diario porque el producto al aplicarse no muestra brillo, grasa o incomodidad. Este bloqueador protege, no solamente de la radiación solar sino de la artificial y de la misma polución que potencia el daño en la piel. Este producto tiene una textura ligera de efecto seco o mate que impide el brillo facial lo que hace que pueda usarse todos los días, evitando los complicados problemas de piel.

Si bien para muchos, la prevención es aburrida, lo cierto es que los desarrolladores farmacéuticos que trabajan de la mano de los médicos, práctica afortunada porque brindan los lineamientos para ir más allá. Los médicos fueron partícipes en el desarrollo de Umbrella y por eso a la fecha hay mayor pedagogía para hacer de la prevención un hábito y con ello llegan temas no solamente de riesgos por exposición solar sino también de la forma de verse mejor, de evitar el envejecimiento cutáneo prematuro, y como convencer que Umbrella trae consigo unos beneficios adicionales para la piel porque la hidrata y la trata de la mejor manera. Allí la comunicación, consideró, debe ser real y de doble vía entre galeno y paciente.

En el portafolio del Grupo hay productos de varias líneas, aclarando que si bien la razón social es Scandinavia Pharma, al amparo del conglomerado hay soluciones para dermatología que ofrece Medigel y la línea dermocosmética conocida como Hidrisage. Estas líneas dermatológicas tienen más de 40 productos y la línea pharma cuenta con varias áreas terapéuticas como gastroenterología, dolor, sistema nervioso central, sistema respiratorio, cardiología, en la que el grupo es muy fuerte, oftalmología y productos de alta especialización usados en trasplantes, inmunosupresores, productos para nefrología, hemato oncología y en sí un portafolio diverso en productos de prescripción y de venta libre muy al servicio de la salud y de unos nacionales que le prenden velas a una buena salud.

“Colombia es un mercado atractivo para el grupo dentro de Latinoamérica por varias razones, primero, su población es la tercera e número de habitantes en la región, segundo, por su potencial y su estabilidad pues afortunadamente y en medio de los desafíos se ve otra continuidad de políticas lo cual es muy bueno al hacer la comparación con el vecindario. Todo lo anterior se resume en que Colombia hay oportunidades y posibilidades de invertir y crecer, nuestro objetivo es seguir creciendo”, acentuó Ferrari.

El Grupo ocupó hace dos años el puesto 18 en el ranking farmacéutico, hoy la firma ya está en el famoso Top Ten y en el quinquenio le apunta al Top Cinco lo cual se dará creciendo orgánicamente y buscando adquisiciones estratégicas que permitan llegar a la anhelada meta.

Umbrella que es el producto estrella en protección solar resultó todo un hit en vista que bajo esa marca hay a la fecha 25 referencias, incluidas las que fueron lanzadas este año que pone el producto muy arriba porque supo dar el paso de innovación más allá de lo que exige y se ve en el mercado.

Umbrella alcanzó el máximo desarrollo toda vez que es posible tenerlo para piel sensible gracias a unos filtros minerales que vienen recubiertos de tal forma que el riesgo de generar reacciones en la piel sea el mínimo. Hoy quienes tienen piel delicada y con tendencia atópica pueden estar tranquilos porque los protectores cuentan con activos calmantes y moduladores del sistema inmune de la piel.

La firma cuenta igual con un producto que corrige o reduce las imperfecciones porque tiene uno pequeños activos que rellenas pequeñas arrugas y líneas de expresión facial, dándole a quien lo usa tranquilidad y eficacia, gracias a la innovación, la tecnología y los avances que han entregado reconocimientos importantes a la empresa.

Al Gerente General de Scandinavia Pharma lo alientan las oportunidades que van abriéndose en la empresa porque hay equipo y productos para hacerlo. Igual lo alientan las personas y el capital humano colombiano al que ve muy comprometido y pasando barreras para progresar en portafolio, aspectos que dan tranquilidad y esperanza, pero lo enferma la burocracia, las trabas para el desarrollo y las falencias productivas. También las regulaciones poco claras y complejas que conducen a la improductividad y que por momentos le sacan de quicio.

Visto 995 veces