Jueves, 14 Marzo 2019 23:05

Enfermedades bucales que más afectan a los colombianos

Por

Caries y Gingivitis son las enfermedades que más padecen los colombianos. Estas son ocasionadas por una mala higiene oral. ¡A tomar conciencia!

El próximo 20 de marzo, se conmemorará el día internacional de la Salud Bucal, esta fecha sirve para tomar conciencia sobre la prevención de enfermedades y condiciones bucales, las cuales, en su mayoría, son producidas por una mala higiene oral. Para ayudar a tomar conciencia de estos incómodos y dolorosos males, describimos estas dos enfermedades que más afectan a los colombianos y algunas de las condiciones bucales que se relacionan con ellas.

Caries

Es una descalcificación de la superficie de los dientes causada por ácidos que producen las bacterias que se alimentan de los restos de comida que quedan en los dientes. Cuando esta descalcificación avanza se forma un orificio en el diente, que se va agrandando poco a poco y si no se atiende a tiempo, puede afectar al nervio, ocasionando dolor agudo, destrucción del diente, e incluso llegar a perderlo.

Esta enfermedad, afecta cerca del 90% de la población mundial y es producida principalmente por una mala higiene bucal e ingesta de comidas azucaradas; debido a su amplia extensión existen instituciones y organizaciones que trabajan por su prevención, entre ellas, Alianza por un Futuro Libre de Caries y Sonrisas Brillantes Futuros Brillantes. La manera más fácil de evitar que se desarrollen caries es a través de una higiene oral adecuada con crema dental con flúor y cepillado dental al menos dos veces al día.

Fluorosis

Esta no es una lesión producida por mala higiene oral, se presenta antes de que salgan los dientes por la formación defectuosa del tejido externo de los dientes (esmalte dental) por un exceso de flúor ingerido por la mamá o por el niño, que se deposita en estas superficies antes de que el diente se termine de formar. Cuando el diente aparece en la boca, presenta unas manchas blancas, como si el diente estuviera “moteado” (con motas) y este tejido está más predispuesto a la caries que un diente normal.

Por esta razón, es muy importante que los padres de familia y cuidadores supervisen el cepillado diario de los niños y niñas para asegurarse que cantidad de la crema dental empleada sea la correcta, la cual no debe dejar de contener flúor para prevenir mejor la caries.

Gingivitis

Es la inflamación de las encías causada por la acumulación de bacterias. Es ocasionada por una mala higiene bucal, escaso o inadecuado uso de cepillo, crema e hilo dental. Entre sus signos se encuentra el sangrado de las encías, enrojecimiento, inflamación y mal aliento. Es importante detectarla a tiempo porque puede evolucionar en una enfermedad más grave: La Periodontitis.

Periodontitis

Es una infección e inflamación progresiva de las encías hacia los tejidos que sostienen los dientes que ocasiona pérdida del hueso alrededor de la pieza dental, lo que conlleva a la pérdida de los dientes. Está frecuentemente relacionada con la acumulación de sarro y manchas en los dientes. Suele estar asociada con el hábito de fumar. Además de tener las mismas manifestaciones de la gingivitis se presenta movilidad de los dientes y mal posición de ellos.

Halitosis

Más conocida como mal aliento, se conoce como el conjunto de olores desagradables de la boca producidos por la acumulación de bacterias en los dientes o en los tejidos blandos a causa de la acumulación de residuos de comida que quedan entre las encías y particularmente, en la lengua. Se considera un problema con un impacto directo en la esfera social, es producida la mayoría de las veces por una deficiente higiene bucal, aunque en ocasiones puede ser una manifestación de alguna patología de origen digestivo o respiratorio.

Queda claro que el aliado número uno para la salud bucal es mantener una buena higiene que se logra con cepillado dental y uso de seda dental, al menos dos veces al día, desde la erupción del primer diente; esta simple acción que puede evitar momentos incomodos y de dolor, debe realizarse bajo la supervisión de un adulto hasta los 12 años.

Visto 213 veces