Martes, 19 Marzo 2019 19:26

Evasión pensional en Colombia sumó $7 billones

Por

Los evasores que no acojan el llamado del gobierno para hacer correctivos serán castigados de manera ejemplar.

La Unidad de Gestión Pensional y Parafiscales, UGPP, denunció que la evasión en pensiones de Colombia es de un tamaño abismal toda vez que en 2017, ésta estuvo por el orden de los siete billones de pesos. Las cifras del año anterior están en proceso, pero apuntan a que serán inferiores.

Según la entidad de ese monto, la mayor evasión se ve en los trabajadores independientes que dejan de cancelar por sus obligaciones una cifra cercana a los cuatro billones de pesos, el resto, tres billones es el quite que hacen los grandes contribuyentes o empresas al sistema de pensiones y seguridad social.

El Director de Parafiscales de la UGPP, Jorge Mario Campillo Orozco, sostuvo que si bien la evasión de 2017 fue enorme, los indicadores vienen descendiendo porque el flagelo en 2012 que impactó salud, pensiones y riesgos profesionales, sin dejar de lado SENA, ICBF y Cajas de Compensación pasó una factura por 16 billones de pesos, dicha evasión bajó a niveles del siete por ciento.

“Ya casi le estamos entregando algo más de diez billones de pesos año a año al sistema de la seguridad social en Colombia que no canalizaba esos recursos”, declaró el señor Campillo Orozco.

El funcionario explicó que la evasión igual es muy grande en las pequeñas y medianas empresas que son proclives al incumplimiento de las obligaciones laborales y en donde muchas por lo general no están formalizadas.

Campillo comentó que muchos profesionales acuerdan con su empleador el pago de su salario y es allí en donde se identifica que una parte se liquida en dinero y la otra en bonificaciones o especies como bonos Sodexo, mensualidades escolares de los hijos o el leasing habitacional, luego esas personas, dijo, no están cotizando a la seguridad social en términos reales por todo aquello que reciben es especie.

“Nosotros como Unidad ya estamos controlando esa situación y los empleadores del país han sido, ahora, muy organizados porque antes tenían una evasión muy cercana a los cinco billones de pesos, pero hoy la han reducido notablemente y la cifra en rojo puede estar a la fecha por el orden de los dos billones de pesos, eso muestra que ya se está generando una cultura de pago a los empleados”, indicó Campillo Orozco.

Especificó que ahora hay unos beneficios tributarios que trajo la ley de financiamiento expedida el pasado 28 de diciembre de 2018 los cuales son la terminación, de mutuo acuerdo, para aquellas personas que tengan procesos con la Unidad, pero siempre y cuando haya sido notificado el acto antes de salir en vigencia esa norma, es decir el 28 de diciembre anterior.

“Hoy manifiestan su voluntad de acogerse a ese beneficio, hacen un pago que automáticamente reduce los intereses de salud en un 80 por ciento, igual baja esos intereses a cajas de compensación, de riesgos laborales, de SENA y ICBF, si los debiera, en un 80 por ciento, es decir que tan solo pagarán el veinte por ciento y de igual manera tendrán unas reducciones en las sanciones que tengan tanto por inexactitud u omisión de un 80 por ciento”, apuntó el Director de Parafiscales de la UGPP.

Campillo Orozco expuso que empleadores o trabajadores que evadan sus obligaciones serán sancionados de manera ejemplar ya que si hacen caso omiso de las recomendaciones de la Unidad, pagarán hasta cuatro veces el valor que debió cancelar en su momento.

En materia de cobertura el dato no es muy halagüeño por cuanto de cada cien personas que están en edad de pensionarse, tan solo llegan a la pensión 23. Hoy Colombia cuenta con siete millones de pensionados, los regímenes de prima media y ahorro individual suman 1.3 millones de colombianos, en los regímenes especiales el número supera los dos millones como es el caso de los militares y el magisterio.

“Lo cierto es que debemos tener más cobertura porque una persona no pensionada es una carga para el gobierno y para su familia”, afirmó el funcionario.

Un problema que ya está atacando la entidad es el caso de gente con altos ingresos, pero que sacan provecho del régimen subsidiado lo cual no es justo porque hacen uso de los niveles uno y dos, mientras tienen carros de gama alta, con valores superiores a los 90 millones de pesos y otras propiedades de elevado valor porque se trata de personas con ingresos que superan los diez salarios mínimos.

“Aquí hay que hacer un llamado a los alcaldes de los municipios que son los directos responsables de inscribir a la gente en el régimen subsidiado para que controlen esa situaciones. En términos generales en Colombia pueden haber entre tres y cinco millones de personas que hoy en día no tienen por qué estar en el régimen subsidiado”, dijo.

Actualmente en Colombia la UGPP ha enviado la comunicación persuasiva a un millón de personas para que hagan las correcciones, evitando líos, de lo contrario se verán inmersos en un proceso de fiscalización en donde los morosos serán obligados a pagar. Igual serán obligados a pagar las obligaciones prestacionales, todos aquellos nacionales que contratan servicio doméstico, jardineros o conductores y se apartan de sus obligaciones, el asunto es que si no cancelan, la deuda persiste y una liquidación obligatoria pondría en alto riesgo el patrimonio familiar.

Otro llamado lo hizo la entidad a los pensionados que trabajen en Colombia, bien sea en juntas directivas o que tengan ingresos adicionales para que paguen al sistema de salud, siempre y cuando lo que les descuentan por la pensión en el sistema en mención que es un doce por ciento, no haya llegado al tope de los 25 salarios mínimos, que a la fecha es un aporte en promedio de veinte millones de pesos.

Cabe precisar que la Unidad de Gestión Pensional y de Parafiscales, es aquella entidad que controla las obligaciones de los empleadores con la intensión de disminuir el GAP y la llamada brecha pensional de las personas cuando estas lleguen a la edad mínima de pensión. De igual manera la UGPP vela por el cumplimiento de los requisitos en la eventualidad de un siniestro derivado de una invalidez.

De otro lado, los aportes parafiscales son aquellas contribuciones obligatorias estipuladas en la ley y de estricto cumplimiento por parte de los empleadores, las cuales son determinadas sobre la base gravable de la nómina total de trabajadores y que le llevan beneficio no solo a los empleados de las empresas, sino que también aportan para el sostenimiento del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, el Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA y las cajas de compensación familiar.

Visto 243 veces