El gremio manifiesta estar de acuerdo en la remuneración económica para los residentes.

La agremiación pidió que se revisen los conceptos de gasto de estos recursos, pues, no se contemplan las necesidades que se han ido creando por la cronicidad de la crisis o por los desenlaces negativos de grandes aseguradores.

A estos centros de asistencia y de medicina especializada les adeudan 7.1 billones de pesos y lo grave es que el próximo año las EPS arrancan con un déficit negativo de 5.5 Billones de pesos. La red hospitalaria está reventada y no aguanta más.

El 94 % de las entidades encuestadas han atendido pacientes de Cafesalud a pesar de no tener contrato con esta EPS. Las deudas a hospitales y clínicas superaron los 6 billones de pesos.

A los hospitales les deben más de 6.1 billones de pesos y la morosidad aumenta. Para colmo de males la liquidación de Saludcoop y Caprecom agudiza el problema.