Con una inversión aproximada de 600 millones de pesos, Compensar ha empezado a ser parte de la transformación en territorios rurales afectados por el conflicto armado en el departamento de Cundinamarca.