Miércoles, 15 Febrero 2017 02:26

Comercio reporta desplome en venta de camiones

En enero tan solo fueron matriculados cuatro tractocamiones y la venta de automotores de carga pesada transita por caminos de desaceleración.

Por 

Durante el mes de enero de 2017 se matricularon 402 vehículos de carga, representando una caída del 15,9% en relación con el mismo mes del año anterior. Si la comparamos con enero del 2014, vemos que la disminución es del 47,5%, lo que muestra un preocupante descenso en la adquisición de este tipo de vehículos que son los que mueven la producción nacional, la agrícola y el comercio del país. Hay que destacar que en Colombia, el 90% de la carga se transporta por carretera.

Cuando analizamos esta situación por la tipología y el servicio, vemos que el 78,1% del total corresponde a vehículos pequeños de menos de 10.5 toneladas de peso bruto vehicular (PBV), el 14,7% son camiones especiales, de lo cual se concluye que el 92,8% de registros de camiones nuevos corresponde a vehículos que ingresan de acuerdo a la libre oferta y demanda al mercado y aproximadamente el 7% corresponde a aquellos vehículos afectados con la desintegración o “chatarrización” uno por uno impuesto al país por las vías de hecho.

Más preocupante aún es que de los tractocamiones, o “tractomulas” como se les conoce más comúnmente, sólo se matricularon 4 unidades en enero del 2017, lo que nos lleva a reiterar el peligro y la advertencia para Colombia de mantener este esquema de reposición que nos ha llevado a la obsolescencia, porque el parque de este tipo de vehículos, en el cual se hace el comercio exterior colombiano, acusa una obsolescencia promedio superior a los 16 años, con equipos cuyos costos de operación son muy altos e igualmente, altamente contaminantes. Colombia está construyendo vías de altas especificaciones muy costosas, y vamos a tener que transitarlas con vehículos obsoletos.

Desde el punto de vista ambiental, esta medida de la “chatarrización” uno por uno ha limitado la entrada de vehículos de tecnología Euro IV o superiores, con bajas emisiones de material particulado a la atmósfera, y más bien se está quemando combustible diésel, de 50 partes por millón (ppm) producido en la refinería de Cartagena, de una forma ineficiente, ya que el actual parque automotor colombiano de carga por su obsolescencia, no está diseñado para aprovechar este diésel de bajo azufre y además consume 38% más de combustibles.

Otros detalles

Por departamentos, Cundinamarca con el 33,6% de participación, Antioquia con el 17,7% y Valle del Cauca con el 11,9% del total de matrículas, conservaron los tres primeros lugares en el país. Frente al mismo período de 2016, Cundinamarca y Antioquia decrecieron 26,6% y 22,0%, mientras que Valle del Cauca creció 37,1%.

Las tres áreas metropolitanas con mayor número de vehículos de carga matriculados fueron Valle de Aburrá, Bucaramanga y Cali, en ese orden, en enero del 2017. Frente a enero del 2016, Valle de Aburrá disminuyó 26,1%, mientras que Bucaramanga y Cali crecieron 11,1% y 7,1%, respectivamente.

Las tres ciudades con mayor participación en el mercado de vehículos de carga fueron Cota con 12,7% y Funza con 11,2% en Cundinamarca y Guacarí en el Valle del Cauca, con 7,0%. En relación con enero de 2016, Cota y Funza decrecieron en 20,3% y 25,0%, respectivamente, mientras que Guacarí aumentó 211,1%.

Las marcas con mayor número de matrículas en enero del 2017 fueron Chevrolet con 158 unidades, Fotón con 55 e Hino y JAC ambas con 45 vehículos. Frente a enero del año anterior, Chevrolet e Hino disminuyeron 22,5% y 10,0%, mientras que Foton y JAC aumentaron 17,0% y 125,0%, respectivamente.

Los tres primeros modelos matriculados en el mes de enero del 2017 con PBV menor o igual que 10,5 toneladas, fueron Chevrolet NKR, JAC HFC y Chevrolet FRR.

A su vez, los modelos Chevrolet FTR, Hino GH8J, y Chevrolet FVR ocuparon los tres primeros lugares de matrículas, en el segmento entre 10,5 y 17,0 toneladas de PBV incluso.