Martes, 14 Noviembre 2017 16:36

¿Qué llantas de repuesto debo tener en mi carro?

Recomendaciones para la temporada de fin de año en donde la seguridad de la familia empieza por conocer detalles del coche, su mecanismo y desde luego sus neumáticos.

Por 

Se acercan las vacaciones de fin de año y muchas personas, pese a la contracción de la demanda interna piensan en hacer un sacrifico y trazar una ruta de descanso para la familia, sin embargo hay aspectos a tener en cuenta para hacer que los viajes a realizar no sean tortuosos o representen algún tipo de riesgo.

Atrás quedaron los días en los que no existía la elección del neumático o llanta de repuesto. Los carros venían con una igual a las llantas del vehículo. Los tiempos cambiaron, y con ellos elegir un neumático de repuesto es una decisión importante que el usuario debe tomar.

Dunlop recomienda tener en cuenta las diferentes opciones del mercado, puesto que cada una tiene ventajas e inconvenientes, importantes de considerar.

¿Me decido por las llantas de repuesto de tamaño estándar iguales a los instalados en mi carro?

Para quienes prefieren mantener la estética del vehículo, Dunlop considera que esta es la mejor opción que, además, representa la ventaja de no tener que acudir directamente al taller para instalar un nuevo repuesto de tamaño estándar tras sustituirlos. Pero hay que vivir con el inconveniente de que ocupan parte del maletero cuando no hay suficiente espacio debajo para almacenarlos y que, a la hora de comprar nuevos, hay que comprar cinco en lugar de cuatro, si se ha estado rotando todo el juego original como se recomienda.

Sobre los neumáticos o llantas diferentes, pero del mismo tamaño, Dunlop considera que alteraran la apariencia del carro, pero más allá, afectan el rendimiento de la conducción. Si va a optar por uno diferente, tenga cuidado con la selección que haga.

¿Debo preferir los neumáticos de repuestos provisionales compactos?

Estos son neumáticos ligeros con una profundidad escasa en sus bandas de rodadura. Su tamaño es inferior al de los neumáticos de repuesto tanto de tamaño estándar como provisionales y requieren una presión superior (generalmente de 60 psi).

Los ingenieros Dunlop consideran que estos neumáticos son algo más difíciles de utilizar, ya que es necesario inflarlos con una bomba de aire; su uso es limitado, es decir, el tiempo requerido para llegar al taller o el concesionario. La gran ventaja es que su tamaño. No requieren el espacio de almacenamiento de un neumático de repuesto de tamaño estándar igual que los que lleva instalados el vehículo.

Además, Dunlop ha desarrollado los neumáticos Run Flat, que permiten seguir conduciendo tras perder presión o incluso tras desinflarse por completo. Cuando los neumáticos se han desinflado, la tecnología Run Flat le permite circular a una velocidad máxima de 80 km/h durante 80 km, lo que sería suficiente para permitirle llegar hasta un taller mecánico.

Tips dunlop para conducir con llantas de repuesto

Antes de utilizar un neumático de repuesto, no hay que olvidar de asegurarse de haberlo inflado correctamente, comprobar si la banda de rodadura o el flanco presentan daños o pinchazos, vigilar la velocidad; siguiendo las instrucciones del fabricante del vehículo y el neumático en relación con la velocidad y la distancia de seguridad y utilizarlo solo para visitar el taller mecánico o el distribuidor.

Cabe aclarar que cualquier neumático de repuesto que no sea de tamaño estándar igual que los que lleva instalados el vehículo es una solución temporal.