El mercado Premium es brutalmente competitivo y KIA sabe muy bien este hecho, la compañía se ha dedicado durante la última década a reclutar talentos de alto valor alrededor de Europa, particularmente de Alemania.