La marca volvió a crecer a una tasa de dos dígitos en 2016 y vendió por primera vez más de dos millones de vehículos en todo el mundo.