La serie K es la evolución de los comerciales livianos, estos vehículos han mejorado notablemente en todos los sentidos para adaptarse de forma natural a los diferentes segmentos del negocio de transporte, sea de carga o de pasajeros.