El tema Hidroituango y la posibilidad de un nuevo Niño hacen que las plantas térmicas tengan prioridad para suplir la necesidad de energía firme sin que se afecte el suministro del servicio.