Los artículos reutilizables, como botellas de agua, tazas de café, pitillos y cubiertos, rápidamente se están convirtiendo en productos esenciales para la vida del siglo XXI.