Ante la escalada de los conflictos en el mundo el país tiene dispuestos planes y medidas para garantizar la seguridad alimentaria.

El 100% del área cultivada en Tumaco y Urabá está sembrado con este tipo de aceite, reconocido como uno de los más versátiles, tanto para la industria como para el consumo humano.

El país tiene 390 contratos que en su mayoría no han cumplido con el objetivo de encontrar reservas nuevas de petróleo y gas, algunos han ejecutado exiguamente sus obligaciones de exploración o sísmica.

Las empresas dicen que es necesario garantizar las condiciones de tranquilidad porque tal y cómo van las cosas afianzar industria será imposible. Piden una tributaria amiga y práctica.

Esta consultora ve importantes opciones en el país por la formación y mano de obra. Si las empresas no se transforman se ven expuestas a colapsar y desaparecer.